‘Fragmentos de una memoria por recuperar. Alcalá de los Gazules (1931-1939)’ es el título del libro que Carlos Perales no pudo acabar y terminar en vida.  Pero su trabajo ha dado fruto y honra la memoria y dignidad de las víctimas que el golpe de Estado del 36 y la posterior represión dejó en su pueblo. Su recuerdo ha llenado el patio descubierto del Palacio Provincial para conocer el importante y bello resultado de su obra. Han intervenido en esta presentación la presidenta de la Diputación, Irene García; sus hijos Pablo e Irene Perales, y Javier Giráldez Díaz, quien ha terminado de ensamblar las últimas piezas de la investigación y darle la forma definitiva al libro.

En palabras de Irene García, este libro refleja la meta que Perales se propuso en su vida: “Que se abrieran las ventanas a la verdad y que se viera la luz de la verdad“, siempre con la intención de la justicia y la reparación, no de la revancha. La presidenta también ha indicado que su legado sigue presente. La Diputación va a perseverar en su esfuerzo por la Memoria Histórica y la justicia moral con las víctimas aún no reconocidas de la represión tras el levantamiento del 36. Un trabajo que, sin duda, continuará en el futuro.

Según ha explicado la presidenta, “lo que más le preocupaba era no perder los testimonios de testigos que aún tenemos vivos antes de que desaparecieran”. Para García esta obra es “un libro terrible, porque terrible es lo que cuenta” pero tiene un incalculable valor para las generaciones más jóvenes y alejadas de aquella realidad.

Carácter humano, firme y luchador

Su hijo Pablo ha recordado a su padre desde el punto de vista más humano. Lo ha descrito como a una persona implicada con las causas de justicia social, tanto en el ámbito de la memoria histórica como de la cooperación internacional. Irene, su hija, por su parte ha señalado la responsabilidad que le ha supuesto a la familia hacer realidad la voluntad del autor de que este trabajo viera la luz y el alivio que supone verlo convertido en libro.   

Por su parte Javier Giráldez en su intervención ha explicado cómo fue siguiendo con  Perales el desarrollo de este libro durante los años de investigación y recopilación, y cómo asumió, cuando éste lo pidió, la responsabilidad de terminar de ensamblar las últimas piezas hasta que se ha editado esta edición de 500 ejemplares físicos.

La obra consta de 368 páginas, fruto de una intensa investigación de años, con aportaciones fotográficas y documentales y un recuerdo individualizado y humanizador de las víctimas de la represión del bando sublevado. Una obra que cuenta como portada con una evocadora ilustración con algunos de los objetos que recuerdan inequívocamente al autor y con prólogo de Irene García.

           

Leer también

El programa de la Tarjeta Monedero de la Consejería de Igualdad ha beneficiado a más de 8.000 gaditanos

La delegada territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Ana Fidalgo, ha in…