Sanlúcar de Barrameda ha conocido el estreno de ‘Magallanes. Réquiem in memoriam’, la obra compuesta por el músico sanluqueño José Miguel Évora que ya se incorpora como banda sonora de la gesta lograda hace 500 años por la expedición Magallanes-Elcano: la primera vuelta al mundo. El presidente de la Diputación de Cádiz, Juan Carlos Ruiz Boix, y el alcalde de Sanlúcar, Víctor Mora, han asistido a esta primera interpretación celebrada en la Calzada de la Duquesa con el aforo al completo.

Bajo la dirección de Évora han dado vida al Réquiem los músicos de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla; dos conjuntos corales: los niños cantores de la Catedral de Granada de ‘Schola Pueri’ y el coro Carlos V de la ciudad de Granada dirigido por Héctor Eliel Márquez; y dos solistas: la vertiente clásica de la soprano Tania Lorenzo y el flamenco en la voz del cantaor, Manuel Moreno ‘El Pele’. El relato se termina de hilvanar con la locución de Carlos Herrera.

Constante apoyo de Diputación

 El apoyo de la Diputación de Cádiz a la celebración del quinto centenario de la primera circunnavegación ha sido constante. Desde hace al menos seis años se contribuye a los gastos de la estancia de la réplica de la nao Victoria en el puerto de Bonanza; participa en las comisiones oficiales constituidas para enaltecer la efemérides; o atiende las iniciativas culturales organizadas por colectivos culturales como el Círculo de Artesanos.

El pasado agosto el presidente de Diputación, Juan Carlos Ruiz Boix, suscribió un nuevo convenio que permite la transferencia de 100.000 euros al Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda como contribución a los gastos del quinto centenario de la vuelta al mundo. Un respaldo que también se ejerce en logros como la Capitalidad Gastronómica de España, a la que en 2022 –y vía convenio de colaboración- se han destinado 300.000 euros; o las aportaciones anuales a favor de las Carreras de Caballos de Sanlúcar.

Tanto Ruiz Boix como Víctor Mora, en su atención a los medios previa al estreno del Réquiem, han destacado que celebraciones como el quinto centenario de la circunnavegación, o la capitalidad gastronómica, hay que considerarlas como el principio de nuevos valores asociados a Sanlúcar; como los cimientos de oportunidades de empleo y riqueza, y como señas de identidad que han calado en la población civil.

Música para una gesta

En principio el Réquiem se planteó para ser estrenado el pasado año, coincidiendo con el quinto centenario de la muerte de Fernando de Magallanes. La pandemia frustró esta previsión, si bien el estreno -finalmente celebrado- ha realzado la efemérides de la arribada de la flota a Sanlúcar, fechada el 6 de septiembre de 1522. Hace quinientos años la nao Victoria, con Juan Sebastián Elcano al mando junto a 17 tripulantes a bordo, atracaba en el puerto sanluqueño tras un sinfín de penalidades; supervivientes de una flota que, tres años antes, conformaban 249 hombres enrolados en cinco naves.

La gesta ya tiene su música. Una composición en la que José Miguel Évora ha querido transmitir “el miedo y la inquietud ante lo desconocido”, que debieron presidir el ánimo de Magallanes antes de abordar la circunnavegación. En la presentación de las partituras de este réquiem, en 2021, Évora explicó las motivaciones de su proceso creativo, así como la tarea de documentación previa que le llevó a indagar en la crónica de Antonio Pigafetta –uno de los 18 supervivientes de la expedición- o en el ensayo ‘Magallanes, el hombre y su gesta’ de Stefan Zweig.