La situación que ha generado la pandemia mundial ha generado incontables estragos. En España, el coronavirus ha cobrado más de 40,000 victimas y se espera que en los próximos días el número de contagios siga elevándose. Ante esto, el Gobierno español se ha visto en la penosa necesidad de restringir la actividad económica.

La crisis sanitaria ha provocado que los negocios recorten sus horarios de apertura, o incluso cierren en su totalidad como lo ha sido en el caso de algunas provincias.

Los hosteleros exigen ayudas

Los hosteleros de todo el país han salido a las calles para manifestar su inconformidad y denunciar que su sector corre cada día más riesgo de desaparecer. Al rededor de todo el país han habido marchas y manifestaciones en contra de las decisiones del Gobierno.

La hostelería en el país no se ha quedado callada y exige un plan de rescate de manera urgente con ayudas directas. Desde los altos mandos del Gobierno, se está planeando una estrategia de compensación monetaria para bares y restaurantes.

Los responsables de la Hostelería de España han entregado al delegado del Gobierno en Madrid una carta dirigida al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez. Dicha carta solicita un pago de 8,500 millones de euros en ayudas a fondo perdido para poder salvar 10,000 locales y un millón de empleos.

También se pide una rebaja del IVA al 5% y retrasos en la devolución de créditos.

Los datos de los hosteleros han arrojado que la crisis que ha provocado la pandemia ha supuesto, hasta octubre, el cierre de 65,000 negocios, la pérdida de 350,000 empleos y una caída de su facturación superior al 50% con respecto al 2019.

Anteriormente a la crisis, el sector se componía por cerca de 316,000 establecimientos, entre restaurantes, bares, cafeterías, discotecas y alojamientos turísticos. En conjunto, empleaban a 1.7 millones de empleados y facturaban más de 123,612 millones de euros. Eso suponía una aportación del 6.2% a la economía de España.

Sin duda es un sector que tiene todo el derecho de estar enfadado, y no solo por las importantes pérdidas económicas, sino porque muchos consideran que es “un intento de criminalizar al sector y mostrarlo como foco de contagio de COVID-19”. Una cosa totalmente incierta ya que de acuerdo a las estadísticas oficiales del Ministerio de Sanidad, la hostelería es el origen de cerca del 3% de todos los contagios.

Ayudas de la Seguridad Social

Los hosteleros que se han visto afectados por la crisis económica podrán solicitar dos tipos de ayuda que ofrece la Seguridad Social. La primera es la prestación extraordinaria por cese de actividad.

Esta ayuda se podrá conceder siempre y cuando no hagan reparto a domicilio ni recogida en el local. Consiste en cobrar el 50% de la base mínima de cotización. Los hosteleros podrán cobrar un monto de 472,2 euros mensuales, si son familia numerosa, la cantidad sube un 20%.

La segunda es la prestación compatible con la actividad, todos los autónomos pueden solicitar esta prestación, tanto si tienen reparto a domicilio como si no. Deben registrar una caída de facturación del 75% respecto al último trimestre del año pasado o del 50% respecto al primer trimestre de 2020.

Esta ayuda asciende al 70% de la base reguladora, aunque en este casi sí consumen las cotizaciones acumuladas.

La hostelería, el sector que más sufre

Lugares como Cataluña, País Vasco, Galicia y Asturias han tenido que confinar a sus ciudadanos, y para ello los bares y restaurantes se han visto obligados a cerrar. En Andalucía, Granada es la única provincia que ha tenido que cerrar todo negocio no indispensable, pero la situación cada día está peor y no se descarta que otras provincias pueden a llegar a tomar esa medida.

Miguel Ángel Sánchez, hostelero del Grupo Potito en Cádiz sabe que la situación no tiene un buen panorama para los negocios. “Esta situación es terrible para la hostelería, en Cádiz no solamente somos bares y restaurantes, la hostelería mueve mucho más que eso. Estamos en el límite y en un estado crítico”.

Los trabajadores también se han visto muy afectados

Pero el daño no es solo para los dueños, los trabajadores también se han visto afectados por el recorte. “Nos han quitado la noche, es insoportable, aquí no solo es el empresario el que sufre, también hay que ver el lado del trabajador. Son casi 9, 10 horas las que hemos tenido que recortarles, es casi un turno. ¿Cuántos irán a la calle? el gobierno debe dar más ayudas en los ERTES, somos los empresarios los que tenemos que seguir pagando la seguridad social y el sueldo del trabajador”. Afirmó Sánchez en una entrevista que concedió a Radio Marca Cádiz.

Negocios en riesgo de desaparecer

Se calcula que cerca de 100,000 de los 300,000 bares y restaurantes de todo el país corren el riesgo de desaparecer a finales de 2020. El presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, sabe que sin un plan de ayudas el sector podría sufrir muchas bajas, “lo que reclamamos es un plan de salvación a la hostelería. Uno de cada tres establecimientos no han podido levantar la persiana e incluso tendrá que bajarla”. Así lo manifestó en un encuentro telemático organizado por Makro en octubre pasado.

Lo que es un hecho es que la hostelería no la está pasando nada bien, muchos tendrán que cerrar sus negocios, muchos otros verán como su patrimonio se cae a pedazos, y lo peor es que es el mismo país el que está permitiendo que esto suceda.

Leer también

Coronavirus Cádiz: la provincia inicia marzo con una notable mejoría

Cádiz ha iniciado el mes con buenas noticias en el tema del coronavirus. Las últimas seman…