La Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación, ha contratado el servicio de redacción de proyecto y estudio de seguridad y salud, dirección de obra, dirección de ejecución de obra y coordinación de seguridad y salud para la construcción de la nueva sede del Conservatorio Profesional de Música Paco de Lucía de Algeciras (Cádiz). La formalización se ha realizado con la empresa adjudicataria Networking Global New Process Arquitectos, S.L.P., por un importe de 324.328,40 euros.

La construcción de una sede propia para el Conservatorio Profesional de Música de Algeciras  está incluida dentro del Plan de Infraestructuras Educativas de la Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional, que se ejecuta a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación, y cuenta con un presupuesto programado de 5,4 millones de euros, incluidos los costes de proyecto y obra.

El nuevo centro se ubicará en una parcela de 6.083 metros cuadrados situada en la calle Fuente Nueva de la ciudad y contará con una superficie total construida de 3.756 metros cuadrados. Tendrá capacidad para 600 alumnos y alumnas, tanto de enseñanzas elementales básicas (dos ciclos con dos cursos cada uno) como de enseñanzas profesionales (seis cursos).

Espacios

El edificio contará, entre otros espacios, con seis aulas no instrumentales, tres de música de cámara, dos de orquesta, banda y coro, 10 cabinas de estudio, 30 aulas instrumentales individuales, siete departamentos y una biblioteca/videoteca/fonoteca.

Dispondrá, asimismo, de un salón de actos con acceso desde el exterior para poder ser usado fuera del horario escolar. Tendrá también cafetería, porche exterior cubierto, zonas ajardinadas y área de estacionamiento para vehículos.

Dadas las actividades a desarrollar en el conservatorio, en el proyecto del edificio serán especialmente importantes las consideraciones relativas al aislamiento y acondicionamiento acústico de los espacios, así como la iluminación y ventilación de los mismos para conseguir que las actividades artísticas se desarrollen en condiciones óptimas.

Además, en el diseño del edificio y de los espacios exteriores se tendrán en cuenta las condiciones bioclimáticas de la zona (orientación, radiación social, humedad, vientos dominantes, etc.) a la hora de definir las necesidades de soleamiento, sombras, iluminación natural y artificial, ventilación, análisis energético, acondicionamiento térmico, etcétera.