El delegado de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Cádiz, David Gil, se ha referido a las informaciones publicadas recientemente sobre el colector de Santa María del Mar en la capital gaditana y a las declaraciones de Ana Fernández, presidenta de Aguas de Cádiz. A este respecto, ha informado de que la Junta de Andalucía ha enviado un requerimiento previo al Ayuntamiento de Cádiz para que mantenga y repare las infraestructuras como ha venido haciendo desde 2008, y tal como obliga la concesión y sus competencias municipales en saneamiento y depuración por la ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local.

Asimismo, el delegado territorial de esta Consejería ha añadido que “desde Aguas de Cádiz se debería repasar los distintos documentos, donde se dice claramente de quién es la competencia del colector”. A este respecto, alude a la resolución de 2018 donde se otorga la concesión de ocupación del dominio público terrestre a esta empresa municipal y que afecta a los aliviaderos pluviales de Cádiz, como el de Santa María del Mar. Por otra parte, recuerda que la obra realizada en esta infraestructura se ejecutó en virtud de un convenio, que se finalizó con la conformidad de Aguas de Cádiz y ya está extinguido.

Llamada al diálogo

Por otra parte, David Gil ha mostrado la disponibilidad de la Junta de Andalucía para el diálogo y la colaboración institucional. Aun así, ha indicado que “esta concesión deja clara la responsabilidad del mantenimiento y la reparación del aliviadero tal como se le ha requerido al Ayuntamiento por escrito por parte de  la Junta de Andalucía”.

El delegado territorial de Agua ha añadido que “llama la atención ahora, en esta etapa de la Junta de Andalucía, este interés del Ayuntamiento de no comprometerse con lo que la empresa Aguas de Cádiz ha venido haciendo desde que puso en servicio el colector en 2008”. “Y habiendo agotado, Aguas de Cádiz, el plazo de garantía de dos años que disponía la obra en 2008 para haber subsanado las deficiencias y haber solicitado las reuniones oportunas a la Junta de Andalucía entonces, y no ahora a través de la prensa”, ha explicado.

Para concluir, el delegado territorial en materia de agua ha reiterado que “es el Ayuntamiento de Cádiz y, en concreto, Aguas de Cádiz, quien debe acometer ese mantenimiento o reparación. Me remito a este documento de concesión y al acta de seguimiento del convenio, que en su día se firmó entre Junta de Andalucía y Aguas de Cádiz y que deja claro de quién era la responsabilidad del mantenimiento y reparación, así como la propia Ley del régimen local”.