Tal decisión, junto con el adelanto del toque de queda, requiere el ‘OK’ del Gobierno

La Junta de Andalucía espera que el Gobierno central autorice a las comunidades autónomas para poder controlar el avance de la pandemia. Entre los objetivos del Ejecutivo de Moreno se encuentran adelantar el toque de queda a las 20 horas e poder implantar el confinamiento domiciliario.

Así lo ha afirmado Elías Bendodo, consejero de Presidencia, tras la reunión del Consejo de Gobierno de este martes 19 de enero. Bendodo ha detallado que este “confinamiento domiciliario localizado” se aplicaría en aquellos municipios con una incidencia de coronavirus superior a los 1.000 casos por 100.000 habitantes.

Actualmente, la comunidad cuenta con más de un centenar de territorios en tal situación, de los que 24 se hallan en la provincia de Cádiz. Estas medidas responden a la necesidad de combatir la tercera ola en Andalucía mediante “la contundencia y la anticipación”. Como ha aseverado Bendodo, se trata con diferencia de “la peor ola por su propagación explosiva”.

Por ello, el Gobierno andaluz pretende que el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez dé luz verde a estas medidas. Concretamente, en la reunión que mantendrá el Consejo Interterritorial de Salud el próximo miércoles 20 de enero.

En cuanto a los cierres perimetrales, Bendodo ha confirmado que cada lunes y jueves se estudiarán los datos epidemiológicos de cada provincia para aplicar nuevos confinamientos o desconfinamientos cada miércoles y cada sábado.

Leer también

Febrero deja en Cádiz un 25% más de paro que en 2020

La provincia de Cádiz ha registrado uno de los mayores aumentos del paro en Andalucía dura…