Este martes, el Ayuntamiento de San Fernando enviaba una nota de prensa en la que reclamaba que a los vecinos de la barriada Bazán no se les había permitido modificar el proyecto de la rehabilitación de los bloques de pisos y que eso estaba perjudicando esta intervención tan necesaria.

En un comunicado enviado a través de la Delegación Territorial de Fomento, la Junta de Andalucía lamenta que el Conrado Rodríguez, concejal de Presidencia no se haya informado «a través de los cauces establecidos con la Junta de Andalucía, y que en su momento se plasmaron en un convenio de colaboración entre ambas administraciones, con el fin de impulsar a través de la cooperación mutua las importantes actuaciones que se están desarrollando actualmente».

Sobre la aprobación de las modificaciones en el proyecto, desde Fomento asegura que este tema ha sido objeto «de varias reuniones entre técnicos responsables de las obras y de la Delegación Territorial de Fomento, y se están analizando de manera individual para que la supervisión y aprobación se efectúe a la mayor brevedad». También se ha informado de una reunión en los próximos días para adaptar los proyectos con las modificaciones necesarias y acordadas en reuniones anteriores.

Por último, el comunicado se cierra asegurando que «los vecinos de la Barriada Bazán cuentan con todo el apoyo de la Junta de Andalucía, que ha mantenido un contacto estrecho con sus representantes y con los técnicos designados por ellos para la redacción de sus proyectos y la dirección de los trabajos y continuarán con estos contactos para que no se pierda un sólo euro de la financiación aprobada a través de los fondos europeos, por lo que se ajustarán los plazos al máximo para que éste no sea un problema no subsanable».