Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal responsable, presuntamente, del tráfico de más de 800 inmigrantes. Se ha detenido a cuatro personas en las provincias de Cádiz, Murcia y Almería. El entramado criminal obtuvo más de 1.200.000 de euros de beneficios utilizando embarcaciones precarias, tipo patera. Con ellas trasladaban a migrantes para su entrada en costas españolas.

La complicación para encontrar patrones para las embarcaciones. La red criminal aprovechaba nuevamente a los que ya habían realizado el viaje a España. Además intentaban que los pilotos regresaran a Marruecos de forma rápida y clandestina para continuar su actividad delictiva.

El traslado de inmigrantes se realizaba en embarcaciones tipo patera desde el litoral marroquí hasta las costas de Cádiz. El entramado es presuntamente responsable del tráfico de más de 800 inmigrantes que viajaron en 15 pateras hasta España.

Pasaban de forma clandestina

Los implicados trataban de pasar de forma clandestina a Marruecos, en ocasiones ocultos en la cabina de un camión e incluso entre el equipaje de alguna furgoneta o vehículos que embarcaban en ferry desde Algeciras hasta Tánger.

La organización cobraba una media de 1.500 euros por obtener una plaza en estas embarcaciones, por lo que los beneficios obtenidos se presume que ascendieron finalmente a más de 1.200. 000 euros.

El operativo policial culminó con la detención de los cuatro principales responsables del entramado criminal -en las provincias de Cádiz, Murcia y Almeria- como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a organización criminal y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Share