Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos fugitivos reclamados por abusos sexuales a menores. El primer reclamado presuntamente abusó sexualmente de sus dos hijas menores mientras que la hija de la expareja del otro lo denunció por hechos que sucedieron en 2013.

Los investigadores pudieron averiguar que los dos fugitivos podrían ubicarse en la provincia de Cádiz. El primero de ellos estaba reclamado por un delito de abuso sexual con acceso carnal sobre menores de edad, al haber abusado sexualmente presuntamente de sus dos hijas menores, teniendo pendiente de cumplir una condena de 13 años de prisión.

De esta manera, realizadas las primeras gestiones de localización, comprobaron que esta persona se encontraba en la localidad de Chiclana de la Frontera, donde actualmente residía y trabajaba y donde se le localizó y detuvo.

Abusaba de la hija de su expareja con el pretexto de realizarle masajes

Sobre el segundo pesa una condena ocho años de prisión por los hechos que ocurrieron en 2013 cuando fue denunciado por la hija de la que en ese momento era su pareja sentimental. Según la joven, entre los cinco y los diez años sufrió abusos por parte del detenido, el cual con el pretexto de realizarle masajes se introducía en su cama, llegando en más de una ocasión a agredir sexualmente a la menor de manera grave.

Los agentes lo localizaron en la localidad gaditana de Ubrique, donde residía con su actual pareja. Tras varias jornadas de seguimiento a la pareja sentimental del reclamado, se localizó el actual domicilio del fugitivo que no figuraba en ningún registro oficial. Los agentes le arrestaron cuando abandonaba la vivienda.