Una segunda oleada, decían los expertos, será peor que el inicio de la pandemia. Y en la provincia de Cádiz, a pesar de que hace un mes, era un ejemplo a seguir, ahora parece estar cumpliéndose los peores pronósticos.

En varias localidades de la provincia se superan ya la tasa de 500 infectados por cada cien mil habitantes. Sin duda, la peor de toda es Grazalema que con 1825,4 es la población peor parada con datos confirmados por PDIA (Pruebas Diagnósticas de Infección Activa) que incluye todos los casos de COVID-19 con infección activa, confirmados por técnica PCR o test antigénicos rápidos de última generación. Según estos datos, se incluyen todos los casos de COVID-19 con resultado positivo en algún test diagnóstico (PDIA o test de anticuerpos).

Pero hay otras seis localidades más que superan esa cifra de 500 contagios. Trebujena o Arcos de la Frontera siguen a Grazalema, superando ambas los mil contagios por cada cien mil habitantes. El Gastor (570), Puerto Serrano (561) y Villamartín (536) en Sierra de Cádiz.

Todas estas localidades se encuentran repartidos en Campo de Gibraltar, Jerez Costa Noroeste y Sierra de Cádiz, distritos sanitarios dañados considerablemente por la pandemia. No se encuentra, por tanto, ninguna localidad en la Bahía de Cádiz por encima de esos 500 contagios, siendo el Puerto de Santa María (373,3) y Cádiz capital (306) los más dañados.

Leer también

Cádiz encara la recuperación y doblega la tercera ola

Barbate, Grazalema, Olvera, Puerto Serrano y Alcalá del Valle son las cinco localidades ga…