El Parque Natural Bahía de Cádiz es una de las joyas de la provincia. Una de las principales características de este humedal es la gran diversidad paisajística que nos podemos encontrar. playas, dunas, lagunas, marismas y esteros. Con una superficie de más de 10.500 hectáreas, este parque natural abarca los municipios Cádiz, Chiclana de la Frontera, Puerto de Santa María, Puerto Real y San Fernando.

Las marismas son las grandes protagonistas y toda su fauna y flora. Su posición entre el Parque Natural de Doñana y el Parque Natural del Estrecho, hacen que sea un enclave privilegiado para observar las aves que migran entre Europa y África.

Para conocer toda la riqueza de este parque natural, existen varios senderos que nos permitirán aproximarnos a la riqueza natural de la provincia. A ellos, se sumará en próximas fechas la ruta ciclopeatonal entre San Fernando y Chiclana. Las obras avanzan a buen ritmo y la pasada semana se colocó la primera piedra de la pasarela que salvará el caño de Sancti Petri, la más larga de este camino. Tendrá un total de 5,4 kilómetros y saldrá desde el sendero del Carrascón en San Fernando para llegar hasta el recinto ferial en Chiclana.

San Fernando, riqueza ornitológica

San Fernando es, precisamente, una de las mejores localidades para aproximarnos a este Parque Natural. El sendero del Carrascón, desde donde se podrá acceder a la ruta ciclopeatonal hasta Chiclana. En sus aproximadamente 5 kilómetros, se pueden observar numerosas aves como la aguja colipinta, el chorlito gris, la avoceta o el flamenco.

Gran riqueza de aves se pueden encontrar también en el sendero de los Tres Amigos – Río Arillo. Es uno de los humedales costeros más importantes para la reproducción de aves acuáticas en Europa. También es zona de reproducción de peces e invertebrados.

Espectacular es el sendero de la Punta del Boquerón, que fue declarado Monumento Natural de Andalucía en el año 2003. Discurre entre caño y dunas en paralelo a la playa de Camposoto. Una de las particularidades del camino es la vegetación que ha crecido adaptándose a las particularidades del sistema dunar. Tras pasar por la batería de Urrutia, fortaleza defensiva que jugó un papel clave en la Guerra de la Independencia, se llega finalmente a este enclave natural. Desde aquí podremos tener una de las mejores vistas del Castillo de Sancti Petri.

Otros senderos

Los Toruños, en el Puerto de Santa María puede presumir de tener las marismas mejor conservadas de todo el espacio protegido del Parque. Existen varios senderos, uno de ellos que llega hasta el Pinar de la Algaida, ya en el municipio de Puerto Real. La riqueza de matorrales entre los troncos, hace que sea un lugar perfecto como hábitat de camaleones, aves pequeñas y otras especies.

Por último, el Sendero de la Salina de Carboneros en Chiclana, también es de gran interés paisajístico y ecológico. Es zona de nidificación, reposo y alimentación de numerosas aves acuáticas.

Tal y como se ha mencionado previamente, el sendero que une Chiclana y San Fernando se unirá próximamente a esta oferta natural que nos pone al alcance de la mano conocer parte de la riqueza ecológica de nuestra provincia.

Share