La Unidad de Cuidados Críticos del Hospital Punta de Europa de Algeciras ha aumentado su capacidad en un 25% tras las obras de ampliación realizadas en los últimos meses. Así, el servicio cuenta ahora con 15 camas para atender a sus pacientes, frente a las 12 que había anteriormente. A esto hay que sumar además que, dentro del Plan de Contingencia del centro, se han habilitado de forma provisional como camas de pacientes críticos con COVID-19, otras 7 camas dentro de la Unidad de Enfermedades Infecciosas, como zona expandida de UCI para la atención a estos pacientes. Todo esto representa un total de 22 camas de críticos.

La ampliación de la Unidad de Cuidados Intensivos se ha llevado a cabo en dos fases. En la primera, realizada en verano, se procedió a habilitar dos nuevos boxes en la parte destinada a patología coronaria, pasando de esa forma de 6 puestos a 8. En la zona de patología polivalente, por su parte, se ha llevado a cabo desde octubre una reforma integral y se ha pasado de 6 a 7 puestos.

La inversión realizada por la Junta de Andalucía en esta ampliación asciende a alrededor de 850.000 euros, un presupuesto que está incluido en el plan de mejoras que la Administración autonómica está realizando en los hospitales públicos y con cargo a los fondos COVID.

Los nuevos boxes han sido ampliados incluyendo una reubicación de los espacios para facilitar el trabajo de los profesionales. Asimismo, incluyen puertas automáticas, tabiques hasta el forjado y carpintería metálica que garantizan su estanqueidad. Se ha realizado una modificación del sistema de climatización, permitiendo controlar las presiones de los boxes para albergar a pacientes infecciosos o no, según necesidad. Cada uno de ellos cuenta además con lámparas de exploración, respiradores de última generación, equipos de oxígeno nasal de alto flujo y nuevas camas específicas.

Sustitución de instalaciones del complejo

La reforma ha contemplado también la adaptación de los circuitos de pacientes y profesionales. La instalación de un nuevo sistema de monitorización de pacientes, la adaptación de la iluminación de todas las estancias según las necesidades de cada espacio, y nuevos sistemas de cabeceros y grúas para el trabajo con los pacientes. También se han sustituido todas las instalaciones (electricidad, fontanería, iluminación, redes de comunicaciones, climatización, sistema contraincendios), se han instalado ventanas que reducen el consumo energético y nuevo mobiliario ignífugo y antibacteriano.

La Unidad de Cuidados Intensivos cuenta con 7 facultativos y una plantilla de enfermería formada por 45 profesionales de enfermería y 40 técnicos de cuidados auxiliares de enfermería, frente a las 22 enfermeras y 17 auxiliares que había antes del inicio de la pandemia. A ellos se suman también 14 celadores y una auxiliar administrativo.

Leer también

El Ayuntamiento de San Fernando firma convenios con las peñas Camarón y Chato para difundir el flamenco

El Ayuntamiento de San Fernando reafirma su apuesta por la difusión y el conocimiento del …