El director general de Servicios Sociales, Francisco Vidal, y la directora general de Infancia, Antonia Rubio, de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación han visitado las localidades de La Línea de la Concepción y Tarifa (Cádiz). Aquí se stá concretando la puesta a punto del Programa de las Escuelas de Verano. Este programa atiende a niños y niñas de entre 3 y 15 años pertenecientes a hogares familiares con dificultades económicas en situación o riesgo de exclusión social valorados por los servicios sociales.

Es la asociación ASANSULL la encargada de llevar a cabo estas escuelas de verano. Aquí se cubren las necesidades nutricionales de los menores. Estos ya son atendidos mediante el Programa de Refuerzo de la Alimentación Infantil en los centros educativos públicos de Andalucía durante el curso escolar.

1,2 millones de euros de presupuesto en Cádiz

Se desarrollarán 125 escuelas de verano en toda Andalucía para 7.054 niños y niñas que generará 983 empleos directos. En Cádiz, el presupuesto total para el año 2022 asciende a 1,2 millones de euros, lo que pondrá en marcha 22 escuelas de verano en las que participarán 1.380 niños y niñas y creará 270 empleos directos.

El programa es gestionado por entidades privadas sin ánimo de lucro. Se desarrolla en periodo vacacional, fuera del calendario escolar. Sobre todo, en las zonas desfavorecidas que han sido identificadas en el contexto de la Estrategia Regional Andaluza de Cohesión e Inclusión Social (ERACIS).

Las acciones son actividades socioeducativas, relacionadas con el refuerzo de los contenidos curriculares y de hábitos saludables sobre alimentación e higiene. También de ocio y tiempo libre como talleres deportivos, de reciclaje, manualidades, teatro, playa o piscina y de carácter artístico. Y asistencia alimentaria en el desayuno, almuerzo y merienda.

Estas escuelas son un entorno favorable para detectar posibles situaciones de riesgo de niños y niñas. Además este año son un recurso importante para atender también a los niños y niñas de familias ucranianas refugiadas.

Share