La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio prevé que las obras de ensanche y refuerzo del firme de la carretera A-389 entre Paterna de Rivera y Medina Sidonia, en la comarca de la Janda (Cádiz), finalicen antes de lo previsto.

Según la última previsión de la UTE integrada por Aglomeradores Andaluces y Tecorive, adjudicataria de la obra, estima que los trabajo concluyan el próximo verano y no en el mes de noviembre como estaba inicialmente establecido.

Esto se debe al buen desarrollo de las obras, que ya han superado el 15 por ciento de ejecución. Pero también responde a la decisión de cortar al tráfico la carretera, lo que ha permitido que se consiga un mejor ritmo a los trabajos.

“Sabemos que son muchos años esperando una carretera más segura para la comarca de la Janda y, entre todos, estamos intentando que esté a disposición de los ciudadanos lo antes posible”, ha manifestado el director general de Infraestructuras, Enrique Catalina. Este ha indicado que el avance de las obras se puede divisar a simple vista, ya que se atisba cómo será el trazado ampliado. 

Un trabajo coordinado

Pese al mal estado histórico de la carretera, los trabajos no se iniciaron hasta marzo de 2019, apenas tres meses después de la llegada del actual Gobierno andaluz, cuando se encargó la redacción del proyecto constructivo. Posteriormente se licitaron las obras, que se adjudicaron el pasado mayo. Un mes después ya se trabajaba en la propia carretera. Durante estos dos años, se ha mantenido un diálogo constante tanto con los alcaldes afectados como con la Plataforma Ciudadana Carretera Medina-Paterna para informarles de todos los pasos.

Esta carretera une las poblaciones gaditanas de Paterna de Rivera y Medina Sidonia y es lugar de paso obligado para los habitantes de Algar, Arcos, San José del Valle, Espera, Ubrique o El Bosque para llegar a Barbate, Conil o Tarifa. Actualmente es una vía peligrosa por su estrechez y trazado angosto, donde se han producido numerosos accidentes, y que necesitaba de una actuación de mejora integral.

Casi 2.500 vehículos al día

La carretera cuenta con una anchura de seis metros y sin arcenes, insuficiente para una vía por la que circulan casi 2.500 vehículos al día, de los que un 11 por ciento son camiones o tráfico pesado. La obra, que está financiada al 80 por ciento por fondos europeos Feder dentro de la Inversión Territorial Integrada (ITI) de la provincia de Cádiz, resolverá esta situación con el ensanche de la carretera entre los kilómetros 25 a 26,85, a inicio de la travesía de Paterna de Rivera, y desde el punto 27,6, ya una vez finalizada la travesía, hasta el kilómetro 34,4, en la entrada a la glorieta de conexión con la carretera A-2234.

En los más de ocho kilómetros que suman estos tramos se ampliará la vía hasta obtener una plataforma de 14 metros de anchura, que dará cabida a dos carriles de 3,5 metros, dos arcenes de 1,5 metros cada uno y bermas de un metro a cada lado. Además, se ejecutarán las capas de firme flexible con zahorra artificial y hormigón asfáltico y se dispondrán de nueva señalización.

Sobre el drenaje, se ejecutarán cunetas de hormigón y drenaje profundo para interceptar posibles aguas subterráneas longitudinalmente. Además, se considerará la construcción de obras de drenaje transversal nuevas para mejorar ostensiblemente la capacidad de desagüe.

Leer también

Más de 400.000 jóvenes gaditanos se beneficiarán de la Tarjeta Joven de Transportes

El Consejo de Administración del Consorcio de Transportes de la Bahía de Cádiz celebrado e…