El balance de la oferta municipal durante los meses de verano deja claro la mejora que se ha experimentado. Y es que se ha producido un incremento importante en el número de visitantes que ha llegado a la ciudad. La concejala de Turismo y Comercio, Montemayor Mures ha expresado que las oficinas de turismo de la ciudad, prácticamente han triplicado el número de consultas realizadas. Unas 41.892 consultas frente a las 15.924 registradas en 2019.

Mures ha señalado que “pese a las restricciones todavía vigentes por el Coronavirus y la incertidumbre que traían consigo, podemos decir que la ciudad ha vivido el mejor verano que podía esperar”. En cifras, el mes que más consultas se realizaron en las oficinas de turismo municipales fue agosto con 18.116, seguido de julio con 14.059 y junio con 9.717. En cuanto a los datos obtenidos por Cádiz Centro Comercial Abierto, durante el mes de julio se recibieron 1.206.255 visitantes en el Casco Histórico con una media de 41.161 al día y durante el mes de agosto 1.286.328 visitantes con una media de 46.406 al día.

Según ha expresado la concejala, el modelo de turista ha cambiado a consecuencia de la situación social y sanitaria. “Comparando los datos de 2021 con los de 2019, el turismo nacional ha dado un vuelco al turismo extranjero ya que el 86,72% de los turistas atendidos en las oficinas municipales ha sido nacional frente al 39,67% de 2019”.

“En líneas generales estamos contentos con la acogida que ha vuelto a tener Cádiz entre las personas visitantes y su impacto económico, pero no podemos reducir el verano solo a términos económicos”, ha concluido Montemayor Mures, que además ha explicado que “existen una serie de variables que debemos tener en cuenta como es la calidad del turismo, la integración de la ciudad y la protección de nuestra identidad”.

Un oferta para todos los gustos

El avance hacia un turismo respetuoso, accesible y sostenible es la clave y fundamento del Plan Estratégico de Turismo, La búsqueda del equilibrio y la convivencia entre la idiosincrasia de la ciudad, la llegada de visitantes y la convivencia entre ambos. La oferta turística, cultural, patrimonial y gastronómica de la ciudad que se ha visto respaldada por el público, según Mures.

La concejala de Cultura y Fiestas, Lola Cazalilla ha afirmado que “Cádiz necesitaba tener una oferta cultural más numerosa que en años anteriores y así ha sido. Desde la Delegación de Cultura y Fiestas hemos apostado por una programación numerosa, variada y diversa. Una diversidad planteada desde varios puntos de vista como el gusto, el estilo musical, las posibilidades económicas, perfiles del público, espacios, formato, edades”.

El equilibrio de las programaciones con la participación tanto local como foránea es una de las claves del éxito según la concejala. «Contamos con un tejido cultural local con mucha calidad del que estamos muy orgullosos: desde el carnaval, pasando por el flamenco, por el rock más puro y la música alternativa; el Country pero también con artistas de primer nivel de fuera de la provincia para que el enriquecimiento sea completo”, ha relatado.

También ha destacado el hecho de que no se haya detectado ningún caso ni ningún episodio de contagio por Covid. “Esto se debe a la profesionalidad de todo el equipo y al comportamiento que ha mostrado el público que ha acudido en masa a estos espacios. El parque Genovés, el Castillo de Santa Catalina, las noches abiertas en el ECCO, el Baluarte de Candelaria, los conciertos de música del mar, la feria del libro con la que arrancamos el verano con una afluencia inaudita… todos han sido espacios seguros”. Los aforos de todos estos espacios han estado prácticamente llenos. Y es que se demuestra que la cultura segura es posible.

Políticas de conciliación

Por su parte, la concejala de Feminismos, Lorena Garrón ha valorado el desarrollo de las políticas de conciliación llevadas a cabo por el Ayuntamiento Un problema más patente es esta época, ya que durante los meses de verano, es donde precisamente la conciliación se hace aún más difícil por las vacaciones del curso escolar. Garrón ha señalado que “es importante que desde las instituciones públicas apoyemos medidas de conciliación porque la falta de ellas afecta de lleno al desarrollo personal y laboral de las mujeres. El hecho de no disponer de esta red de apoyo obliga a las mujeres a no tener un empleo remunerado, a abandonar el mercado laboral, a estancar su carrera profesional o a verse obligadas a elegir contratos a tiempo parcial o compaginar una doble jornada”.

La ludoteca coeducativa ha sido una de las medidas aplicadas. Por ella han pasado una media semanal entre 15 y 20 menores según las restricciones sanitarias con una media de siete años de edad. En cuanto a la convocatoria de las ayudas de apoyo económico para la contratación de una entidad destinada al cuidado y atención de menores durante las vacaciones escolares se han beneficiado 21 menores. Estas ayudas han consistido en una subvención de diez euros al día por menor con una edad comprendida entre los 2 y 12 años para el pago de servicios de ludoteca.

También desde la Delegación de Juventud, en julio y agosto se ha organizado el campamento urbano en el centro Arbolí donde se han cubierto todos los turnos. Han pasado una media de 20 menores por turno y se ha llegado a tener una lista de espera con una media de 30 a 40 personas.

Además del programa municipal que ha ofertado este año un completo programa de actividades de ocio, culturales y deportivas. Ha sido en las playas de la ciudad destinadas tanto a los jóvenes como a los más pequeños. Se incluían sesiones de cine en familia, cine en la playa y las Noches de Teatro.

Un turismo sostenible

La concejala de Turismo y Comercio, también ha hecho un llamamiento al equilibrio y regulación de las viviendas turísticas. En este último año, “hemos registrado un alto crecimiento de las viviendas con fines turísticos en la ciudad. Según los datos oficiales de la Junta de Andalucía, en Cádiz capital existen un total de 1.841 viviendas con fines turísticos oficiales con una oferta global de 8.665 camas. Este dato significa que casi el 70% de las plazas ofertadas en la ciudad corresponde a este tipo de alojamiento”.

En palabras de Mures, “si no queremos que Cádiz pierda su identidad, es necesario regular la proliferación de los pisos turísticos. Es el momento de no ser cortoplacista y levantar la mirada para conseguir un turismo sostenible, desestacionalizado y respetuoso. Un turismo que repercuta positivamente en la ciudad sin llegar a adueñarse de ella”.

Leer también

Empleo destina a la provincia de Cádiz 760.000 euros para la digitalización de autónomos y empresas de economía social

El delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, …