Cuando ha trascurrido más de medio año, la red de atención a las drogodependencias que gestiona la Diputación ya lleva atendidas a 7.068 personas. Los datos que arrojan los centros de tratamientos de adicciones, CTA, distribuidos por toda la provincia, permiten diseñar un perfil de las personas atendidas y de las principales drogas, sustancias y adicciones de las que tratan de librarse. Reflejan una tendencia continuista con los últimos ejercicios.

El 82% de los pacientes que son atendidos son hombres y las sustancias psicoactivas representan dos de cada tres tratamientos. Esta atención ha generado que se concedan más de 34.000 citas a los usuarios de los centros.

Por sustancias

Por sustancias, como viene sucediendo en los últimos años, la mezcla de heroína con otras drogas, conocido en el argot como “rebujo”, es la que más expedientes de atención genera, en total 2.246. Le siguen los tratamientos por cocaína, 1.744 casos, y por alcoholemia, 1.339 casos. También representa un porcentaje significativo el cannabis, 812 pacientes, cifra en parte alentada porque los menores de edad, al ingresar en tratamiento estas personas, pueden ahorrarse una sanción si han sido denunciadas por su consumo en la vía pública.

Una de las adicciones que se observa con atención es la del juego patológico, un fenómeno creciente en los últimos años y que genera 195 casos en la red de CTA en el presente año. El juego patológico a través de nuevas plataformas online, así como otras adicciones sin sustancias, derivadas de la dependencia a nuevas tecnologías, se vigilan especialmente y preocupan por su capacidad de afectar a personas de edad muy joven.

Diputación aporta dos tercios del coste

La Diputación, a través de sus servicios sociales, cuyo diputado responsable es David de la Encina, asume dos tercios del coste de esta red de atención compuesta por 14 centros. El tratamiento de las adicciones es una competencia de la Junta de Andalucía, quien aporta dos millones de euros, por los cuatro millones que salen de las arcas de la institución provincial.