Los hosteleros gaditanos y, por ende, todos los andaluces, han aplaudido el cambio de criterio de la Junta de Andalucía  que permite repartir comida a domicilio hasta las 23.30 horas, logrando de esta forma mantener la esperanza y los negocios a flote mientras duren las restricciones.

Algunos hosteleros apuntan a que la medida es buena para muchos de ellos porque permite que los clientes puedan pedir, al menos a domicilio, toda vez que se tienen que cerrar las puertas a las seis de la tarde.

Los empresarios exigieron el martes a las comunidades autónomas que se regularizara mejor el reparto a domicilio y que se ampliara el trabajo de los profesionales hasta la medianoche. Pero la medida fue atendida después de las multitudinarias protestas clamando por el cierre de la hostelería.

Según la modificación de el Boja,  la hora límite para entregar el pedido en el domicilio es hasta las 23.30 horas, mientras que para recoger en el local, el límite lo marca el toque de queda, que comienza a las 22.00 horas.

Leer también

Cervera: “La permanencia no está conseguida”

No había vencido nunca el Cádiz en Getafe, un estadio ante un rival incómodo que no pudo c…