Mario Fernández ha anunciado su renuncia a todos sus cargos políticos e institucionales para centrarse en su carrera profesional como arquitecto. Dimite por tanto como vicepresidente segundo de la Diputación de Cádiz, donde asumía el área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible, así como de sus responsabilidades municipales en el Ayuntamiento de La Línea. “No ha sido una decisión fácil pero tenía que ser coherente conmigo mismo”, ha indicado Mario Fernández quien se trasladará a una firma asentada en Madrid en este retorno a su profesión.

En su despedida ha estado acompañado por la presidenta de Diputación, Irene García y por el portavoz del grupo La Línea 100×100 y alcalde de La Línea, Juan Franco. Mario Fernández ha explicado que concibe la política como un servicio público “temporal” y que necesita emprender su proyección profesional, concretamente en el ámbito de la arquitectura sostenible y la movilidad.

La validez de la entidad pública

Tras su etapa en Diputación valora a todo su equipo humano y la calidad profesional y la solvencia de la plantilla adscrita al área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible. Considera que su paso por la institución provincial le ha permitido comprobar la validez de esta entidad pública: “Las Diputaciones juegan un papel sumamente importante a favor de los municipios con menos de 20.000 habitantes, sobre todo en relación a la denominada España vaciada”. Con el bagaje de la experiencia afrontada cree que “las Diputaciones son fundamentales para la provisión de bienes y servicios”, hasta el punto de que “son un motor de cambio para los pequeños municipios. Ahora soy un fiel defensor de las Diputaciones”.

Mario Fernández ha agradecido a Irene García que, al diseñar el organigrama del mandato iniciado en 2019, le encomendara el área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible. “En mi opinión son las competencias más bonitas y hemos podido realizar un trabajo a la vanguardia. He aprendido mucho y me sentido muy cómodo gracias a un equipo espectacular”.

Irene García ha valorado la trayectoria de Mario Fernández, quien ha sumado para que la Diputación sea percibida como una institución útil a la ciudadanía. Para la presidenta de la Corporación Provincial la renuncia de Fernández deja un poso agridulce “ya que la política necesita personas íntegras y jóvenes centradas en solucionar los problemas de la gente y aportar credibilidad”.

Un trabajo bien hecho

Juan Franco ha destacado el “magnífico” trabajo desarrollado por Mario Fernández tanto en el Ayuntamiento de La Línea –al que accedió en el año 2015- como en Diputación. Además de valorar la estabilidad del pacto político que sustenta al gobierno provincial. En relación a la persona que relevará a Mario Fernández ha indicado que esta misma tarde ha sido convocada la ejecutiva de La Línea 100×100 para abordar dicha sustitución “que será anunciada en breve”.

La renuncia de Mario Fernández se trasladará a la sesión ordinaria del Pleno de Diputación que se celebrará el próximo miércoles. En la institución provincial ha permanecido algo más de dos años y medio. Desde su toma de posesión fechada el 27 de junio de 2019, en unas circunstancias complejas a tenor de la pandemia que sobrevino a mediados de marzo de 2020.