album-art

Otra pesadilla más y la salvación cada vez más imposible (0-2)

Es imposible entender qué le pasa al Cádiz CF. Bloqueado, sin piernas, sin ideas y sin gol, es imposible ganar un partido y ya van casi seis meses. Lo de ir sin piernas no es por el físico sino más bien por la falta de confianza en ellos mismos, algo que el propio Pellegrino no ha conseguido. Con el primer gol de William José se dinamitó lo de la seguridad defensiva y con el gol en la segunda parte a los veinte segundos se dinamitó el posible plan para un encuentro donde, otra vez, fue difícil comprobar la dura realidad de un equipo hundido y sin rumbo.

Con la vuelta de Alcaraz y de Fali, los cambios estaban claros en el once del Cádiz. Pellegrino no quiso apostar por Juanmi de inicio y optó por la tarea sencilla de regresar a su once tipo desde que llegara al cargo. Los primeros compases mostraron mutuo respeto y a un Cádiz en bloque bajo, defendiendo desde el primer minuto pero el Real Betis no dio margen a la seguridad defensiva y obligó a remar al Cádiz tras un trememndo fallo defensivo de Pires que perdió un balón, el centro terminó en un remate de Willian José al fondo de las mayas y apenas se llevaban seis minutos de partido.

Sin gol no hay paraíso

El Cádiz en ningún momento encontró el camino del peligro, no fue capaz de generar peligro en toda la primera parte, maniatado por un Betis bien colocado, claramente superior y con un buen plan ayudado por la ventaja en el marcador. El Cádiz lo intentó, abusó de centros laterales que nunca -o casi nunca- encontraban rematador. Tuvo que ser al final de la primera parte cuando Escalante encontró un balón suelto en la frontal del área que acabó con una gran parada de Rui Silva, la mejor oportunidad de la primera parte para los de Pellegrino.

Fue difícil ver una primera parte donde, una y otra vez, el Cádiz mostraba su incapacidad para generar una buena situación ofensiva, fallando pases claves en metros fundamentales para ello y con un Betis muy cómodo salvo en los últimos quince minutos que nunca tuvieron continuidad porque los de Pellegrini no les dejaron.

Juanmi entró por Alejo tras el descanso pero apenas dio tiempo a sacar cuando el Betis puso ya imposible la situación, con un golazo de Fornalls a los veinte segundos. Estaba diciendo Robert Navarro justo antes de arrancar la segunda mitad en los micrófonos de DAZN que “tenemos que hacerles larga la segunda parte” y tras una bronca del Dircom del Cádiz entró corriendo al campo. Por su lado y el de Pires, sin querer, llegó el tanto. Qué complicado es entender cómo un equipo concede un gol a los veinte segundos de empezar una segunda parte donde aún estaba todo por decidir.

Triste imagen de Escalante y Kouamé

Los cambios, salvo el de Juanmi, aportaron poco o nada. Algún intento de ataque, pases fallidos e inseguridad defensiva propiciada por el intento de ataques que siempre fueron disparos lejanos con buenas respuestas del cancerbero bético. Pero lo que es peor, sin duda, es la imagen vista en el banquillo tras el cambio de Escalante y la discusión con Kouamé que no quiso darle la mano. Las imagenes de televisión fueron claras y no deja en muy buen lugar a un vestuario y una plantilla sobre la que sobrevuelan infinidad de dudas.

Va a ser complicado reconducir un barco que hace aguas, que tiene cero confianza en sí mismo y cuyo capitán tiene mucho más trabajo del que podría imaginar, con un equipo que lleva cinco meses y medio sin ganar y no es capaz de marcar ni un solo tanto desde que ha llegado.

Ficha técnica:

Cádiz CF: Ledesma, Iza, Fali, Chust, Pires; Alcaraz, Escalante (Álex 71´) , Robert Navarro, Alejo (Juanmi 46′); Chris Ramos, Sobrino (Guardiola 68′).

Real Betis: Silva, Bellerín, Pezzella, Sokratis, Miranda; Johny, Roca (Ruibal 89′); Fornals (Altimira 89´), Fekir (Carvalho 74′), Abde (Rodri 71`), Willian José (Chimy 74′).

Árbitro: De Burgos Bengoextxea (comité vasco) que amonestó a Juanmi y Sokratis.

Goles: 0-1 William José (5´); 0-2 Fornalls (46′).

Comparte esta noticia
Ir al contenido