La alcaldesa de San Fernando Patricia Cavada ha aclarado la mañana de este martes la polémica que se ha desatado por el derecho de imagen y el uso de la marca del Museo de Camarón con la familia del cantaor. Cavada afirmó que existe una relación cordial con los herederos y, particularmente con la viuda de Camarón, Dolores Montoya”.

Desde el año de 2014 cuando se firmó el acuerdo con el museo, la alcaldesa ha precisado que la relación personal con la familia es cordial. “Mi relación con la familia de Camarón y con Dolores Montoya ha sido desde siempre excelente”. Cavada también agradeció al Ayuntamiento de San Fernando la colaboración que han prestado siempre para la puesta en marcha del Museo.

Patricia Cavada recordó la participación de la viuda de Camarón y de la familia en todos los hitos que están vinculados al proyecto del museo en los últimos años. “Han estado en cada una de las acciones que se ha hecho para poner en valor el proyecto”. La alcaldesa también aludió a una reciente conversación con Dolores Montoya que se ha desarrollado en tono respetuoso y cariñoso.

Esa charla tuvo como objetivo evitar que la falta de acuerdo con los herederos del artista en torno al uso de la marca Camarón, ahora que el museo volverá a abrir, derive en un enfrentamiento entre la familia y el Ayuntamiento de San Fernando, algo que arrastraría al futuro del centro de interpretación que recién fue construido. Cavada ha pretendido a raíz de este encuentro, que el conflicto se ciña al ámbito jurídico a partir de este momento.

La mandataria ha afirmado que “las cuestiones jurídicas que afectan a la familia en los legítimos intereses que puedan tener y que puedan no ser coincidentes con lo que este Ayuntamiento y sus jurídicos consideran, tendrán que derivarse a ese ámbito de las cuestiones jurídicas y de la aplicación de la normativa”. De igual forma ha reconocido que “espero que pronto podamos llegar a un acuerdo en el que todo se quede en ese tono conciliador que ha imperado desde el primer instante”.

Aprovechando el 70 aniversario del nacimiento de Camarón, la familia denunció que el Ayuntamiento de San Fernando no tenía la autorización para usar los derechos de imagen y de la marca del artista ante la inminente apertura del nuevo museo, incluso ha advertido que empezarán las acciones judiciales en contra del Consistorio de San Fernando.

El conflicto aumentó cuando el Ayuntamiento recordó que existía un convenio desde hace ya seis años mediante el que los herederos reciben una contraprestación económica mensual de 2.500 euros, y que ya se la han pagado 180.000 euros a la familia de cantaor. Esto no sentó muy bien en la familia, que acusó al Ayuntamiento de intentar disponer a la gente de San Fernando en su contra.

También se desveló, que a pesar de que el gobierno municipal asegurara que el acuerdo firmado en 2014 dará cobertura al uso de la marca, se le ofreció a la familia un pago único de 150.000 euros por este concepto. Dicha cantidad ha sido rechazada por los herederos ya que la consideran insuficiente, pero que a su juicio demostraba que tenían razón al denunciar que el Ayuntamiento no contaba con los derechos.

Leer también

Coronavirus Cádiz: la provincia suma 9 fallecidos en una jornada con menos de 50 contagiados

El coronavirus en la provincia gaditana ha entrado en lo que podríamos llamar su ‘et…