El genio de la guitarra Manolo Sanlúcar fallecía este sábado dejando un poco más huérfano al mundo del flamenco. Hijo Predilecto de Sanlúcar y de la Provincia, Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, premio ‘Pastora Pavón, Niña de los Peines’, entre otros muchos e incontables reconocimientos, Manolo Sanlúcar ha sido un compositor de indudable prestigio y un guitarrista de excepción.

Su obra ha obtenido el reconocimiento internacional y como intérprete ha mostrado su capacidad creadora en los principales escenarios de todo el mundo. “Yo quisiera ser para ustedes un mensajero. Mi guitarra está al servicio de mi pueblo y allá donde mi pueblo esté, estaré yo”, dijo también en mayo pasado.

El Ayuntamiento de Sanlúcar ha decretado tres días de luto en su nombre, empezando por este domingo, y la capilla ardiente se ha instalado en el auditorio Manolo Sanlúcar. De esta forma, su ciudad natal le rinde homenaje a una de las grandes figuras de la historia del flamenco.

Numerosas figuras se han sumado a las condolencias a la familia y al pueblo de Sanlúcar, empezando por el propio Ministerio de Cultura que, de esta manera, reconocía el valor del guitarrista «que revolucionó la guitarra flamenca».