El instructor del expediente sancionador a Juan Cala ha comunicado este viernes al Comité de Competición de la RFEF su propuesta de sobreseimiento del mismo. En un informe de ocho páginas realizado por Juan Antonio Landaberea Unzueta, se concluye que el supuesto insulto racista de Juan Cala a Dyakhaby “no ha quedado acreditado”, y “para desvirtuar la presunción de inocencia resulta precisa la certeza de los hechos obtenida de la libre apreciación de las pruebas, certeza que en este caso es inexistente”, afirma tajante. De esta manera, se rechazan tanto las pruebas documentales como testificales aportadas por el Valencia Club de Fútbol.

En el informe se recoge como “ninguno de los numerosos archivos audiovisuales obrantes sirven para discernir un presunto insulto racista”, al igual que los informes aportados por la LNFP concluyen “en los mismos términos de negación de la prueba del insulto”.  Incluso se hace referencia a un segundo informe de la empresa Apherton Grupo Investigación que revela que “el análisis comportamental del jugador expedientado no mira ni se refiere directamente al jugador número 12 del Valencia, no apreciándose direccionalidad en lo mencionado hacia dicho jugador”. Además, sobre las pruebas presentadas por el Valencia Club de Fútbol se concluye que “no existen ningún testimonio directo ni indirecto del posible insulto”, al igual que “todas las pruebas periciales prácticadas concluyen unánimemente” que no existió.

En cumplimiento de lo establecido en el Código Disciplinario de la RFEF, se ha dado un plazo de diez días hábiles para la formulación de alegaciones. 

Leer también

Eva Yerbabuena abre el XXV Festival de Jerez con el estreno de ‘Al igual que tú’

Eva Yerbabuena inaugura mañana jueves 6 de mayo el XXV Festival de Jerez en…