Las sucesivas olas de calor han provocado un aumento de la demanda eléctrica por el uso de aparatos de refrigeración. La ola de calor provoca que se haya superado en tres ocasiones el máximo de consumo eléctrico que se remontaba 12 años atrás durante este mes de julio.

El pasado lunes 25 de julio, entre las 14 a 15 horas, se batió el último récord. Se consumieron 7.717 MWh (megavatios hora), un 4,9% más que el 11 de agosto de 2010 (7.360 MWh), en la misma franja horaria, rebasándose en un 8% las previsiones de demanda recogidas en el Plan de verano de garantía de suministro eléctrico 2022.

Las cifras del pasado lunes sobrepasan, a su vez, a las máximas de consumo de electricidad alcanzadas el pasado martes 12 de julio, (7.369 MWh) y el viernes 22 de julio (7.502), también superiores en un 0,1 y un 1,9%, respectivamente, a las de hace 10 años.

Plan de verano de garantía del suministro eléctrico

La Junta de Andalucía aprueba este Plan para garantizar la continuidad del servicio y minimizar el impacto de posibles incidentes derivados del aumento de la demanda de electricidad provocado por las altas temperaturas; de cuyo seguimiento se encarga la Agencia Andaluza de la Energía, a través del Centro de Evaluación y Seguimiento Energético de Andalucía (CESEA).

Puesto en marcha a mediados del pasado mes de junio, el Plan Verano 2022 está previsto que finalice el 15 de septiembre, pero, dadas las previsiones de altas temperaturas para este verano, podría prolongarse si las condiciones climatológicas o de otro orden así lo aconsejaran.

Share