sergio-tras-athletic


El encuentro del Cádiz CF ha sido digno de estudio con una primera parte tremendamente inesperada y mala y una segunda parte en la que mereció mucho más tras una reacción.

«Me voy fastidiado porque lo hemos hablado en este tiempo, que había dos enemigos y uno éramos nosotros. Nosotros no podemos permitirnos este inicio de partido, parecía que el Athletic se estaba jugando el descenso y nosotros estábamos en la zona noble». Son las palabras de Sergio González que intentó alentar a su equipo en el descanso y en la segunda mitad hemos sido muy superiores, generando ocasiones y la segunda parte hubiéramos merecido empatar, incluso ganar».

Qué castigaba al equipo

Los problemas en el inicio venían porque «Raúl García nos ha hecho mucho daño, había mucha distancia entre nuestras líneas, algo que no es habitual. Demasiada distancia entre centrales y pivotes. Hemos estado espesos y no nos podemos permitir empezar así. Igual que hemos salido con galones del campo del Barcelona, hay que hacer autocrítica hoy de que no podemos lograr nada con un partido así». Sin embargo, el equipo pudo ganar al final, «por las ocasiones creadas».

La pregunta era a qué se debieron los primeros treinta minutos tan malos del equipo. «Lo hemos comentado, en la previa, se lo hemos comentado a ellos, que después de un partido como el del otro día, te descomprimes en demasía y ha sido así, hemos salido más contemplativos, costándonos detectar movimientos, estábamos como fuera del propio partido».

Se queda con la segunda parte porque «el equipo ha demostrado amor propio y ha demostrado que lo de la primera parte ha sido un accidente«.

Está claro que «el equipo en la segunda parte ha sido un vendaval, los primeros treinta minutos han sido un accidente y lo que no hemos conseguido en casa habrá que conseguirlo fuera de casa».

Share