sergio-gonzalez-tras-derrota-rayo-vallecano

Una nueva derrota, dura para el Cádiz, que estuvo marcada por las dos expulsiones, sobre todo la de Iza al filo del descanso. «Protestamos la roja, entendemos que es una acción fortuita, no es el último hombre, Iza se resbala y cae sobre el tobillo, algo que puede pasar. Pero eso ha marcado un antes y un después porque a los dos minutos nos han metido el segundo y con el uno a cero quizás habríamos podido remontar pero con el dos a cero era imposible».

Para el técnico «el penalti ha sido un triple castigo, nos ha hecho mucho daño y no hemos parado el partido. En la segunda parte hemos intentado no perder la compostura pero la segunda expulsión nos ha matado en un error propio y ha sido muy difícil», dijo.  

El técnico dejó claro que el partido «no me deja nada positivo». Entendíamos dónde veníamos, queríamos seguir con la buena imagen, sabíamos que ellos iban a apretar, no hemos estado bien en la primera parte porque Ledesma ya había hecho varias intervenciones pero hoy no hemos estado metidos, hemos estado espesos con balón. Y la sensación es que ellos estaban cerca del Rayo que esperábamos y nosotros lejos del Cádiz que queremos».

Al Cádiz le queda un calendario complicado antes del parón por selecciones. El próximo el Atlético de madrid por lo que aboga por «seguir peleando, hacer borrón y cuenta nueva porque el el equipo se ha vaciado y no ha perdido la cara. Ellos han estado en su mejor versión, nosotros no y nos hemos medido a un rival que ha visto sangre y ha ido a por nosotros».