El Cádiz pudo sacar algo positivo del Santiago Bernabéu pero la fortuna le fue esquiva, al igual que también le benefició en alguna ocasión clara que fallaron los blancos. Haber competido fue la mejor noticia para Sergio González.

No dudaba el técnico catalán de que el balón parado les había penalizado en exceso, tanto que los dos goles blancos habían llegado de esa forma. «Es difícil ganar al Madrid cuando te meten dos goles a balón parado y así ha sido hoy, eso nos ha castigado mucho. A pesar de todo hemos llegado con buenas sensaciones al final del partido, hemos competido bien a pesar de que nos marchamos de vacío y estoy contento por los chicos porque sabíamos que podíamos venir a competir a un campo como éste, poder puntuar o por qué no ganar y así ha sido. El preparador amarillo admite que «hemos hecho el partido que teníamos que hacer, con un rival fuerte, creo que el equipo ha competido muy bien, tenemos que estar orgullosos»

Cambios de hombres

Alejo y Alcaraz entraron en la formación inicial por Bongonda y Ocampo: «Entendíamos que había que igualar piernas por dentro porque ellos tienen muchos futbolistas por dentro, con sus tres futbolistas muy poderosos y creíamos que Alejo y Sobrino nos daban profundidad porque atacan muy bien el espacio. El otro día en casa queríamos jugar más al pie y de ahí que buscáramos otras cosas hoy, al menos alguna oportunidad distinta de hacerles daño». 

Como anécdota, recibió una felicitación de Guti tras el partido quien dejó claro que «confío y deseo en que este Cádiz se va a quedar en Primera y solo quiero felicitarte por tu cumpleaños». A lo que Sergio respondió: «Muchas gracias, es un lujo poder ver cómo comentas los partidos y ya te sufrí como visitante aquí como jugador así que me alegro mucho por ti, ahora también».