sergio-previa-cadiz-villarreal

Los partidos que el Cádiz juega en casa van cobrando cada vez más importancia, toda vez que el equipo no ha sido capaz de celebrar ni tan siquiera un gol con su afición. La victoria en Valladolid ha calmado los ánimos en una grada que está ansiosa por ver ganar a su equipo.

El entrenador catalán sabe de la importancia del choque y también que sus pupilos están mejor, más tranquilos y con menos presión, que antes del viaje a Pucela. Eso sí, a nadie se le escapa que la situación sigue siendo preocupante, en cuanto a sensaciones se refiere la cosa. Lo mejor de todo es que, al menos, se ha logrado recuperar el estado físico de algunos hombres. «Han llegado bien los internacionales, tanto Theo como Brian no han jugado pero han estado en activo. Nos hubiera gustado que hubiera estado con nosotros pero han venido todos bien.  Hemos entrenado con alegría, con ganas, nos ha liberado esa victoria en estas dos semanas y sabemos que el fútbol nos ha dado una oportunidad importante y vamos a por ella».

Diferentes roles, misma implicación

Hay muchas dudas de quién será el delantero. «Todo el mundo sabe el rol que tiene. Aquí tienen que marcar goles los delanteros, los centrales también saben lo que tienen que hacer. Nosotros estamos muy contentos con el rendimiento de todos y está claro que la misión principal es marcar goles o finalizar la acción ofensiva del equipo. Pero nosotros tenemos que generar más ocasiones de gol y ahora mismo no estamos en disposición de decirle a los delanteros que no están metiendo porque no está habiendo opciones de muchos remates y eso es problema de todos, del equipo entero que debe mejorar en fase ofensiva y defensiva», dijo.

Sergio volvió a incidir en la utilización del vídeo. «Es un futbolista que con su selección tiene la confianza del míster y de sus compañeros y aquí se está haciendo un hueco, el fútbol de aquí es de las mejores del mundo, le falta ser más completo, como todos en los inicios, está en ese proceso, tiene muchas ganas, está todo el rato preguntando, con mucha actitud y mucha energía y queremos ayudarle. Ahora mismo el foco debe estar en los futbolistas que llevan más tiempo aquí».

El Villarreal, un hueso duro

Del Villarreal tiene claro todo, incluso su gusto por Emery: «Es uno de los mejores entrenadores de este país y los que empezamos en esto nos fijamos mucho en lo que hacen sus equipos. «El Villarreal es un equipo de autor que maneja todos los registros, es un estudioso y sus equipos son muy reconocibles. Su equipo lo demuestra con una estructura bien clara. Un equipo con mucha armonía. Manejan también muchos registros en ataque. Saben que nos van a exigir un gran nivel y vamos con ganas y confianza. Vamos con la idea de que no se sientan cómodos, que no tengan tiempo para pensar con balón. Entendemos cómo juegan, vamos a ir a competir bien y a pelear por la victoria».

Es un equipo que se sienta muy cómodo con el balón, pero también es un equipo que nos tiene que permitir tener atrevimiento con balón. Ojalá tengamos la capacidad de que inviertan mucho tiempo en fase defensiva y podamos hacerle daño. A priori van a tener más tiempo la pelota, es una evidencia, pero debemos tener la capacidad de manejar la pelota y hacerles daño».

Reconoce que «el resultado de Valladolid era muy importante y eso tiene que liberarnos, saber que el fútbol nos ha dado una oportunidad importante y tenemos que ir a por ella». Y hace autocrítica: «No paramos, no penséis que ganando se ven las cosas de otra manera, analizamos todas las jugadas, queremos que el jugador esté cerca de esas imágenes y en ese aspecto, entendiendo cómo fue el partido, con una fase que tuvimos muchos problemas, aceptándolo, pero al menos hemos logrado liberarnos, quitarnos estigmas que nos hacían pequeñitos y ahora es liberarte y a partir de ahí tenemos que darle de comer al fútbol para volver donde queremos estar».