sergio-gonzalez-visito-la-bodega

El preparador cadista analizó la situación personal y profesional al frente del Cádiz CF en la Tertulia de Radio Marca Cádiz desde el restaurante La Bodega. No rehuyó de ningún tema y profundizó en los sentimientos más profundos que un entrenador puede llegar a vivir. Antes del partido en Valladolid, «piensa que este año hemos cambiado a mi familia y mis hijos llevaban siete días en la escuela antes del partido del viernes. Lo que supone cambiar a la familia, la mudanza después de cuatro años… todos en el fútbol tenemos nuestras situaciones personales», llegó a decir.

Y es que no niega en ningún momento que su situación era crítica «porque todos entendemos que era difícil defender los ceros La semana ha sido difícil. Ojalá ese click que hacía falta nos haga ver y entender que el fútbol nos ha dado otra oportunidad y que hay que aprovecharla», comentaba muy optimista. Como técnico «sabemos los momentos críticos y hay que aceptarlo porque formas parte de ello, aislarte y centrar en plantear bien el partido». Pero lo bueno de todo es que su familia lo entiende: «Mi mujer me acompaña y me apoya en todo. Está en casa, ve más fútbol que yo, y en la etapa de mi inicio como entrenador me avisaba de situaciones como sanciones o tarjetas. Es mi segundo en la sombra», decía entre risas. «Aunque en la táctica no se mete», reía.

El inicio ha sido complicado, el de liga, pero ha venido bien esta semana de descanso para «respirar aire fresco y no tener una cara con las facciones tan tensas». Este comienzo tan complicado ha servido para «darnos cuenta de lo difícil que es la Primera División. La victoria del otro día nos tiene que servir para dar un empujón, tenemos que creer que podemos recuperar la fortaleza del año pasado y que todavía estamos a tiempo»

La dificultad de ser entrenador

Habiendo sido un gran jugador, entiende que «el eslabón más débil es el entrenador». Y sabe que «lo más bonito del mundo es ser jugador y después lo segundo es ser entrenador. Y siendo cualquiera de las dos cosas tengo claro que somos unos privilegiados».

El inicio ha sido difícil también por cómo se han dado varias lesiones que han impedido tener a todos disponibles: «Nos hemos equivocado en muchas cosas. Va a ser muy complicado conseguir el objetivo. La dirección deportiva sabía lo que quería para el equipo y han trabajado de la mejor forma posible». Y si le preguntas si ahora mismo prefiere mejorar el ataque o la defensa, lo tiene claro: «Estoy más cerca de hacerme sólido en defensa y construir desde atrás. Prefiero ganar 1-0 que 4-3. Necesitamos ser sólidos en defensa para poder saber gestionar de la mejor forma posible esos momentos críticos que solemos vivir e en las segundas partes»

Nombres propios

Nombres propios tiene claro varios. Ocampo y Bongonda tienen que explotar en las bandas pero el primero «no está en forma ahora mismo». Y otros dos mas:

Lucas Pérez: «Ahora mismo no hay ningún problema con Lucas. En pretemporada si fue una situación complicada pero le hicimos ver que lo necesitábamos y que es un futbolista muy importante para nosotros. Personalmente, me reuní con él y le dije que no podía salir del equipo porque es una pieza clave para mí y que nos debilitaría».

Álvaro Negredo: «Es el líder del equipo. Se sacrifica como el que más y siempre está aportando tanto en el terreno de juego como fuera. Es un buen mentor para los jóvenes y nos ayuda siempre. Estoy encantado con contar con un jugador de la talla de Álvaro». Sobre el gol del otro día dijo que «lo celebró como un gladiador».