Home Actualidad Tecnología. Los ciberriesgos al hacer la declaración de la renta
hace 2 semanas

Tecnología. Los ciberriesgos al hacer la declaración de la renta

Estamos inmersos en la campaña de la declaración de la renta 2021 (comenzó el pasado 6 de abril y durará hasta el próximo 30 de junio), y no solo debemos estar atentos a lo oficial, los riesgos de fraude también acechan. No es algo menor y debemos de estar atentos cuando presentamos la declaración on line. Internet nunca está libre de riesgos.

En estos meses, los ciberdelincuentes encuentran la oportunidad perfecta para suplantar la identidad de la Agencia Tributaria y así conseguir robar datos bancarios de cualquiera. El robo de credenciales bancarias, de datos personales, compromiso de redes o dispositivos es algo muy habitual. Estos ataques se han convertido en un negocio.

Phishing

Esta es una de las estafas más recurrentes. Un método de engaño que se sirve, normalmente del correo electrónico. El phishing es un método para engañar a alguien y hacer que comparta contraseñas, números de tarjeta de crédito. La clave es que se hacen pasar por una institución de confianza a través de un mensaje de correo electrónico o llamada telefónica.

Durante la campaña de la renta, los ciberdelincuentes mandan correos masivos fraudulentos. El objetivo es el robo de datos personales o bancarios. Para ello remiten a la víctima a una página web falsa que suplanta a la de la Agencia Tributaria o mediante la descarga de ficheros.

Para evitarlo, después de leer el correo no hagas clic en ningún enlace. Realiza las verificaciones pertinentes en tu espacio personal de cliente, acudiendo directamente desde la URL del navegador.

También fijarse en la redacción y el texto del correo. Una redacción extraña como mecánica o con faltas puede darnos también la pista definitiva. Pero hay que recalcar que la Agencia Tributaria nunca solicita por correo electrónico datos confidenciales.

Otra versión, el smishing

Aquí se trata de mensajes de textos que contienen enlaces indeseables. Ofrecen una URL para concertar cita previa o modificar el borrador. Otra vez, parece la agencia tributaria. Y si la víctima accede, aparecerá un sitio web. Aquí encontrará un formulario donde se recogen datos personales y financieros. Y quedará desprotegido. Un proceso similar se puede producir vía telefónica. Desconfíe siempre y compruebe antes de ofrecer cualquier información.

Leer también

Alerta por altas temperaturas: Cómo detectar un golpe de calor

En los últimos días y en los siguientes, las altas temperaturas son unas protagonistas pel…