Este domingo se produjo un incendio en las inmediaciones de la AP4, a la altura del kilómetro 98 dirección Jerez, dentro del municipio de Puerto Real. Las altas temperaturas de estos días mantenían en extremo el nivel de alerta, lo cual ha facilitado la rápida respuesta. El incendio, en el que ardieron arboleda, pasto y matorral, necesitó la intervención de los profesionales de los parques de bomberos de Tres Caminos , Cádiz y Chiclana.

Los bomberos desplazaron dos vehículos autobomba y una nodriza del parque de Cádiz, una autobomba y otro de rescate del parque de Tres Caminos y otra autobomba de Chiclana. En total, se emplearon unos 20.000 litros de agua.  

Además, se contó con la colaboración de integrantes del Infoca, la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía Local de Puerto Real.  

La alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya ha querido agradecer «a los grandes profesionales que tenemos y la ciudadanía, siempre dispuesta a colaborar. Así hemos podido evitar una desgracia”.

El incendio se propagó y cruzó la carretera, al lateral izquierdo, afectando al denominado Pago de Genaro y Huerta del Genaro. La superficie afectada por el incendio está en torno a los 35 a 40.000 m2 y un total de unas 15 parcelas, incluyendo una vivienda y cuatro trasteros. Afectó a muchos pinos, árboles cipreses y una gran cantidad de césped seco por el que se propaga el incendio.  

Rápida actuación de vecinos y servicios de emergencia

Afortunadamente, no hay daños personales. En este sentido, desde la Policía Local se ha informado de que se contactó rápidamente con vecinos de la zona para el desalojo, así como que, desde el comienzo, fue necesario el traslado de varios animales para evitar que se vieran afectados. 

En la rápida actuación, “como así me lo ha trasladado la Policía Local, fue fundamental la pronta respuesta de la ciudadanía, vecinos de la zona de Puerto Real que no dudaron en colaborar con mangueras y cubos de agua para sofocar el fuego”, apunta la alcaldesa, que ha estado en contacto con la presidencia del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz, que dejó un retén durante la pasada noche para la tranquilidad de las familias del entorno.