album-art

Un Policía Nacional fuera de servicio salva a una mujer de morir atragantada en Jerez

Un agente de la Policía Nacional fuera de servicio tuvo que intervenir el pasado 28 de febrero para auxiliar a una mujer de avanzada edad que sufrió un atragantamiento severo mientras almorzaba en compañía de una de sus hijas en Jerez de la Frontera. Los hechos sucedieron cuando la afectada sufrió un atragantamiento severo que le llevó a la incapacidad absoluta de respirar, llegando en pocos segundos a sufrir falta de oxígeno y comenzando a perder la conciencia.

El agente de Policía Nacional se encontraba en la mesa contigua y al percatarse de los hechos, se identificó como policía, dando instrucciones precisas a los trabajadores para que comunicaran de inmediato los hechos al 061 y solicitaran apoyo sanitario urgente. De forma simultánea, atendió a la afectada, percatándose de forma evidente que se estaba produciendo la asfixia por obstrucción total de la vía aérea y, sin dilación, comenzó a practicarle la maniobra de Heimlich.

El policía tuvo que realizar más de una docena de compresiones hasta que  la víctima logró expulsar el alimento, siendo este un trozo de carne de gran tamaño que le impedía la respiración.  La afectada pudo recuperarse satisfactoriamente en pocos minutos sin que fuera necesario su traslado al Hospital de Jerez. Los trabajadores y responsables del establecimiento estuvieron en todo momento colaborando con el agente en la atención a la afectada. 

Comparte esta noticia
Ir al contenido