album-art

Una mejor versión del Cádiz le da un punto ante el Mallorca (1-1)

empate-cadiz-en-mallorca

Laliga

Es verdad que seguirá sin ganar en las islas Baleares 35 años después, también que el Cádiz sigue sin marcar en la última media hora de un partido pero nadie podrá decir que la versión que mostró el equipo de Sergio en Mallorca no es la que todo el mundo quiere ver para lograr la salvación. Correoso, intenso y seguro atrás ante un rival de su misma Liga.

Nadie puede decir que los dos equipos no se estaban jugando la vida. Por intensidad, por emoción, por trifulcas y por goles, el Mallorca-Cádiz fue uno de esos encuentros que bien podrían haber protagonizado una final de un campeonato, aunque fuese un partido atrasado de la primera vuelta de La Liga. Con un Cádiz serio, firme y rocoso en la primera mitad y un Mallorca igualmente aguerrido, el partido tuvo de todo.

Salió bien el Cádiz, con ausencias pero las ideas claras. Alejo, desde el inicio, marcó el camino de la lucha, mostró dónde se iba a ganar el partido en un cara a cara constante con Copete y todo el que salía a su paso; también supo lo que era el partido Rubén Alcaraz, o el propio Fali al que no hay nadie que le rechiste. Fue Alcaraz, con un golazo de falta el que abrió el marcador. Y la polémica viene con una falta muy justita provocada por Iván Alejo, el más listo de la clase y que sacó una falta de la que Alcaraz golpéo para sacar oro líquido.

Intensidad, ganas y mucho del “otro fútbol”

En todo ese tiempo el Cádiz aguantó bien, apenas sufrió ante un Mallorca con muchas complicaciones para hacerle daño a David Gil que, con un resbalón, casi provoca la mejor ocasión de los de Aguirre. Sin embargo, al borde del descanso, con el primer minuto de añadido, un desajuste defensivo (Momo fue casi al córner a defender el centro porque Javi Hernández no estaba por ahí) terminó con un cabezazo perfecto de Abdón Prats que estaba emparejado con Iza Carcelén.

Es quizás lo que más le complicó la vida al Cádiz, haber llegado al descanso con victoria hubiera sido importante pero nadie dijo que las cosas fueran fáciles.

Y si hay alguien que buscó el partido en la segunda mitad fue el Cádiz. Bien plantado, olvidando otras comparecencias y tratando de evitar esa estadística que recoge que no ha marcado aún en la última media hora de un encuentro, a partir del minuto 60. Por ocasiones no, pero por sensaciones, los de Sergio fueron mejores casi todo el partido.

Un partido bronco y un mejor punto para el Cádiz

El partido en sí tuvo poco en las áreas, quizás un poco de más trabajo tuvo David Gil pero no es que el Mallorca fuera una apisonadora ni mucho menos. Había más miedo en la segunda parte que en la primera y los dos parecían incluso estar contentos con el reparto de puntos que sabe a poco pero también a mucho porque los mantiene fuera del descenso a ambos aunque a un paso de caer al mismo.

David Gil salvó en el tiempo de descuento el que hubiera sido el gol de la victoria de un Mallorca que mereció el punto igual que lo mereció un Cádiz que no se diluyó en la segunda parte, que siguió peleando y manteniendo el mismo nivel y la misma intensidad durante todo el choque, mostrando el camino a seguir para lograr la salvación.

Ficha técnica:

RCD Mallorca: Rajkovic, Maffeo (González 59′), Valjent, Raillo (Nastasic 83′), Copete (Llabrés 69′), Costa (Lato 69′); Darder, Samu Costa, Rodríguez (Ndiaye 83′); Larin, Abdón Prats.

Cádiz CF: David Gil, Iza (Zaldúa 54′), Fali, Momo, Javi Hernández; Álex, Rubén Alcaraz, Alejo (Ocampo 75′), Machís (Sobrino 64′); Roger (Guardiola 75′), Maxi Gómez (Chris Ramos 64′).

Árbitro: Iglesias Villanueva (comité gallego) que amonestó a: Dani Rodríguez, Martí, Ocampo, Momo, Valjent.

Goles: 0-1 Rubén Alcaraz (12′); 1-1 Abdón Prats (46′)

Comparte esta noticia
Ir al contenido