No está claro aún lo que va a decidir el Gobierno andaluz con respecto a lo que se va a hacer durante las próximas dos semanas pero, decidan lo que decidan, parece que la Navidad que se aproxima va a ser muy distinta con respecto a lo que estamos acostumbrados. Desde la Junta de Andalucía se espera llegar a esas fechas con menos presión hospitalaria y con mejores números en cuanto a contagios por coronavirus.

Porque es evidente que las restricciones están surtiendo efecto pero muy lentamente. Una vez más se vuelve a demostrar en Andalucía y en toda España que las restricciones de movilidad y el confinamiento, aunque sea parcial, es la única manera de combatir el virus.

Todo parece indicar que se pretende permitir cierta relajación de las medidas pero eso no va a incluir ni los cotillones, ni las grandes fiestas ni tampoco reuniones multitudinarias familiares. Será este próximo domingo cuando Juanma Moreno se reúna con el comité de expertos para analizar la evolución de la pandemia y tomar las decisiones que entrarán en vigor la próxima semana y que estarán, al menos, hasta el 8 de diciembre. Porque lo que no se contempla, bajo ningún concepto, es que haya apertura total en el puente de la Inmaculada.

Y es que los números de este viernes indican una ligera subida en los contagios por segundo día consecutivo con 3673 nuevos positivos. Con Sevilla y Cádiz a la cabeza de contagios. Andalucía registra una tasa de 504,4 por cada cien mil habitantes.

Leer también

Cervera: «Estamos en un momento raro, complicado»

Álvaro Cervera volvió a insistir en los problemas que tiene su equipo en ataque y lamentó …