Es desolador ver una provincia entera confinada, municipios aislados y lejos de poder relacionarse con el vecino como sucede en Sevilla o Granada, pero también lo es comprobar las limitaciones de una provincia como Cádiz en la que solo la Bahía parece tener vida durante el puente de todos los santos. Una imagen que contrasta con la soledad de hosteleros de la Sierra de Cádiz y la ausencia de turistas en Jerez.

Si vives en La Bahía de Cádiz puedes moverte relativamente entre sus poblaciones pero a las 23.00 horas tienes que estar en casa. Celebrar una noche como la de Halloween era difícil para muchos amigos que pudieron reunirse, si acaso, pero como la Cenicienta (una hora antes), había que estar en casa. Eso si tienes la suerte de tener unos amigos en San Fernando o Puerto Real y que vivas en Cádiz.

Negocios hosteleros de la Bahía de Cádiz gozan de restricciones en el interior de sus locales, por ejemplo, pero están gozando de unos días de sol y de una visita considerable de clientes. Es el lado opuesto a lo que sucede en la Sierra de Cádiz donde las reservas y las visitas han caído estrepitosamente por este cierre perimetral.

Leer también

Una lista de convocados con Choco Lozano pero sin Andone ni Akapo

El Cádiz CF viajará en la mañana del viernes a Balaídos tras completar el último entreno d…