Año nuevo, mismas costumbres. El Xerez Deportivo consiguió una nueva victoria sobre la bocina frente a un CD Cabecense que puso las cosas muy difíciles en Chapín y que de los últimos cinco partidos tan solo había perdido uno. Javi Forján, en su regreso al Municipal, fue el encargado de desatascar la contienda con un gol en el 90′ que desató la locura en la parroquia azulina.

Desde el inicio, el CD Cabecense tuvo muy claras sus ideas. Renunció a tener el balón y optó por embotellarse en su campo, achicando todos los espacios posibles en defensa y dificultando por lo tanto las transiciones. El Xerez, que era quien proponía en con el esférico, sufría para superar a la zaga contraria manteniendo su estilo de juego combinativo, aunque tampoco perdía la paciencia necesaria en encuentros de esta índole.

El primer equipo en generar peligro en área rival fue el jerezano. Álex Guti erró al patear el cuero de volea en una situación de privilegio. Respondieron los sevillanos con un disparo de Jesús Torres desde la frontal que se marchó alto.

Pese a la dificultad para encontrar espacios, Chuma consiguió ganar la espalda de los centrales y fue derribado cuando había ganado la posición a su rival. El colegiado resolvió la acción amonestando al defensa. Posteriormente, nuevamente el delantero cordobés se deshizo de sus marcadores, aunque en esta ocasión no fue capaz de superar a Iván Casas por alto y finalmente estamparía el cuero contra el lateral de la red.

El Cabecense no era capaz de llegar a área rival e intentaba sorprender con algún que otro disparo lejano que pudiera poner en aprietos a Iván Ares, quien respondió con una buena intervención al chut de Jesús Torres desde 30 metros.

El Xerez aumentó más si cabe su presencia ofensiva en la segunda mitad, pero no terminaba de encontrar el último pase. Por su parte, el conjunto rojinegro plantó el autobús y tan solo merodeaba el área defendida por Ares en algunas jugadas aisladas. En el 53´, Álex Guti tiró de galones protagonizando una jugada personal por banda derecha que desbarató Jesús Torres con una falta muy cerca de la línea que delimitaba la zona de castigo. Carlos Calvo no encontró la precisión necesaria para chutar entre los tres palos.

Hacía falta un gol que desatascara el partido y Joaquín Poveda lo sabía. El técnico alicantino hizo debutar a Juanito y Javi Forján buscando un revulsivo que permitiera sumar los tres puntos. Finalmente lo acabaría logrando. Mientras el cronómetro avanzaba, el Xerez seguía buscando el gol sin fortuna. En el 73´, Colorado se topó con Casas en el remate de cabeza. La réplica la firmó Ismael Maruja, pero se topó con el guardameta jerezano.

Los 400 aficionados que se reencontraban con su equipo en el Municipal también jugaron su papel y no paraban de animar. El equipo, por su parte, no dejaba de creer y seguía buscando portería contraria. El premio a la fe llegó en forma de épica en el 90′. El debutante Javi Forján, último futbolista jerezano en marcar en categoría profesional con el Deportivo, derrumbó el muro rojinegro tras recibir un pase frontal de Lucas Correa dentro del área. El jerezano pateó el cuero de primera, varió la trayectoria después de tocar en un zaguero y se produjo el éxtasis en forma de celebración.

Con ventaja local en el marcador, el Cabecense se vio obligado a abrir sus espacios y las oportunidades del Xerez cayeron por su propio peso durante una prolongación en la que los pupilos de Joaquín Poveda estuvieron muy cerca de poner tierra de por medio.

Victoria de las que solo consigue un equipo con gen ganador en un partido muy difícil de desatascar. Los tres puntos afianzan al Xerez en el liderato, mantiene su condición de invicto y aumenta la distancia a cinco puntos frente al segundo clasificado.

Leer también

San Fernando cede la Casa Colorá a la Asociación Isleña de Fibromialgia

El Ayuntamiento de San Fernando mantiene su compromiso de respaldar la labor de las entida…