En medio de la buena estabilidad deportiva del Cádiz CF, sigue habiendo frentes abiertos en diferentes juzgados entre el Presidente del conjunto cadista, Manuel Vizcaíno y Quique Pina, ex Consejero Delegado apartado de su cargo en medio de la Operación Líbero. Ahora ha sido el Juzgado de Primera Instancia número 11 de Sevilla la que ha condenado a la sociedad que posee el mayor paquete accionarial del Cádiz CF, Locos por el Balón, al pago de 1.132.583 euros a Calambur, empresa que pertenece al entorno del empresario murciano.

Es un revés para el presidente del Cádiz que arremetió duramente a través de un comunicado contra Pina una vez conocida la sentencia tras la demanda interpuesta por Calambur en su día que reclamaba la devolución de un préstamo original de 1.025.000 euros obtenido por la empresa Doyen. Según Calambur, ese préstamo otorgado al Cádiz CF en su día fue devuelto, no por Locos por el Balón, sino por la Calambur. Manuel Vizcaíno, representante único de Locos por el Balón estimaba que no se le podía exigir el cumplimiento del contrato al considerar que el mismo se sometía unas condiciones suspensivas que no se habían cumplido, algo que el Juez no ha creído al recoger en la sentencia que “la parte demandada deberá abonar a la actora, además del principal reclamado, la cantidad de 107.583 euros, como intereses moratorios devengado hasta el día 30 de marzo de 2019, los que se continuarán devengando hasta el total pago de la deuda al citado tipo”.

Manuel Vizcaíno se ha manifestado en un comunicado tras la resolución que recoge a Locos por el Balón como “supuesto adquiriente del préstamo que realizó la entidad Doyen Sport“. Acusa a Pina de que “no ha dudado en demandar a la propia sociedad de la que forma parte (Pina tiene el 50% de Locos por Balón) y por ende, tratar de provocar un quebranto evidente al propio Cádiz CF“, Y añade que “el ex consejero Señor Pina, pone en evidencia que el único interés que mueve su conducta, radica en buscar en todo momento la satisfacción de sus propias aspiraciones económicas, sin reparar para ello, en propiciar un perjuicio efectivo en personas o entidades”. Y es que la sentencia puede ser recurrida pero eso no exime a Locos por el Balón a tener que abonar la cantidad de 1.132.583 ya que en caso contrario se les podría embargar las acciones del club.

Esta guerra se enmarca en una batalla legal por el control del Cádiz. Pina sigue reclamando su derecho a recuperar su posición dentro del club de la que fue desposeído cuando saltó la Operación Líbero y Vizcaíno considera que eso no es viable, a pesar de que admita en el comunicado que Pina sigue siendo parte de Locos por el Balón. Porque sigue remarcando que Pina ocasionó “sus actividades presuntamente delictivas ocasionaron un perjuicio” al Cádiz CF.

Precisamente en la sentencia el juez apunta que la remite al Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional donde se desarrolla la investigación de la conocida como Operación Líbero, “un procedimiento específico a quien Calambur, supuestamente, compró el préstamo que reclama a Locos por el Balón, cuyo origen y licitud están siendo investigados”, según afirma en su comunicado Manuel Vizcaíno.

Leer también

Entre ser el Cádiz o convertirte en otra cosa y morir en el intento

No es que el Cádiz tenga asegurada la permanencia en Primera División haciendo lo que más …