El responsable de Bienestar Social, David de la Encina, informa que la Diputación de Cádiz ha abonado en estos días la suma de 4.781.367 euros a 24 entidades de la provincia con el fin de garantizar la estancia de 198 personas con discapacidad en residencias y en centros de día en los diferentes centros especializados, “donde reciben la mejor atención profesional y cariño de sus cuidadores”.

Entre las entidades a las que Diputación Provincial subvenciona se encuentran diferentes centros de Afanas, Asansull, Upace, Fegadi, Espérida, Autismo Cádiz, Asmelt, entre otras. El tipo de servicios que se atienden abarca las estancias ocupacionales, unidades de día o las residencias para la plena atención a personas con alta dependencia.

Insuficiente aportación de la Junta

Explica De la Encina que “las ayudas de la Junta de Andalucía para atender las plazas de personas con discapacidad en centros concertados son claramente insuficientes. Por esta razón venimos solicitando que se revisen dichos costes conforme nos han planteado las propias entidades sociales que dan estos servicios especializados”. Así, según afirma el diputado, “tanto la Federación de Personas con Discapacidad Intelectual (Feproami) como la Federación de Personas con Discapacidad Física (Fegadi) han manifestado públicamente que los costes abonados por la Junta de Andalucía no concuerdan con los precios del mercado, conforme a los postulados que establecía la orden autonómica de 10 de marzo de 2016”.

La citada norma establecía que las ayudas a centros concertados de atención a la dependencia en diferentes grados debían procurar la sostenibilidad del sector, la calidad asistencial y la propia calidad del empleo. “Unas premisas que no se resuelven con los costes máximos de las plazas que asumen desde la Consejería de Políticas Sociales”, afirma De la Encina.

Aumento de estas ayudas en los últimos años

Desde el 2015, la Diputación de Cádiz viene incrementando las partidas dedicadas a los servicios especializados año tras año. De hecho, en 2015 se destinaban a este fin 2.068.804 euros mientras que en 2022 se han abonado ya más del doble: 4.781.367 euros. Tal y como apunta David de la Encina, “con estos pagos se demuestra que las políticas de Bienestar Social, junto a las destinadas a la creación de empleo y asistencia a municipios, son las que han experimentado un mayor crecimiento económico en la gestión de la institución provincial”, concluye David de la Encina.