El Mercado Andalusí ha celebrado este fin de semana su 23ª edición en el barrio de El Pópulo y la plaza de la Catedral con un balance “muy positivo”, destacando la concejala de Comercio y Artesanía, Montemayor Mures, la “gran afluencia de público” a los puestos, talleres y actividades desarrollados. 

Organizado por el Ayuntamiento y la Diputación Provincial de Cádiz a través de Ifeca, el Mercado Andalusí se ha confirmado como “una actividad turística de primer orden, tanto para los gaditanos y gaditanas como para las personas que visitan la ciudad en estas fechas”. 

Apoyo al comercio

Asimismo, ha cumplido su principal objetivo que, como ha subrayado, es “apoyar el comercio de cercanía y de proximidad, el consumo responsable y a un sector tradicional como es el artesanal”, al tiempo que se fomentan nuevos elementos de promoción turística. 

Del viernes al domingo, el barrio de El Pópulo y la plaza de la Catedral se han convertido en un zoco medieval con puestos artesanos, pasacalles y actividades paralelas. Concretamente, han participado 43 artesanos y artesanas y se han desarrollado diez talleres que han permitido transportar a las personas visitantes a la época de Al-Ándalus.

Además, tras las limitaciones impuestas el año pasado por la situación sanitaria provocada por el Covid-19, este año regresaron los espectáculos callejeros, la zona infantil y los talleres, que versaron sobre herrería y forja, alfarería, cantería, acuñación de monedas, litomancia, gemoterapia, manuscritos antiguos, candiles y caligrafía árabe.