Si hay algo que caracteriza a los equipos de Álvaro Cervera es, sin duda, la seguridad defensiva. Su buena colocación, bajos porcentajes de posesión, pero una presión en todo el campo, hace incómodo los partidos a todos los rivales a los que se enfrenta, como le sucedió al Villarreal.

Se antoja difícil, por tanto, que los cadistas encajen varios goles en un partido. Y si al buen entramado defensivo se une un buen portero como el argentino Jeremías Ledesma que tan solo ha encajado un tanto en cuatro partidos, la cosa para los rivales de los andaluces se complica aún más.

Porque si ya decían maravillas de él en Rosario Central, lugar del que proviene cedido con opción de compra, en Cádiz y en LaLiga ya están hablando también del buen hacer del cancerbero que fue protagonista en su debut en La Catedral ante el Athletic donde mantuvo la portería a cero cuando su equipo jugaba con nueve futbolistas. Pero también lo ha sido en los tres siguientes encuentros ante rivales de nivel europeo como Granada, el único que le marcó un tanto, y Villarreal, además de contra el todopoderoso Real Madrid, un equipo que fue incapaz de perforar la portería defendida por el argentino. Y eso que el cancerbero se incorporó tarde al equipo porque fue uno de los positivos por coronavirus en pretemporada.

Durante las últimas campañas, Cervera buscaba un portero que saliera firme por arriba a balones procedentes de centros laterales y con Conan, primer apellido del portero, lo ha encontrado. Pero también una especie de talismán que deja al argentino y su equipo con tan solo un gol en contra en cuatro partidos y ocho puntos de 12 posibles en los últimos cuatro envites del campeonato. Con él, el Cádiz aún no ha perdido. Y también ayuda, sin duda alguna, que Ledesma se ha sumado rápido al estilo de Cervera al que contribuye también con excelentes desplazamientos en largo para salir a la contra, otra de las grandes señas de identidad del equipo andaluz.

Sólo falta ganar en casa

Si hay algo que queda en el debe del inicio liguero cadista y quizá del portero, sería la ausencia de victorias en casa ya que no ganan en el Carranza desde el pasado 7 de julio ante el Real Oviedo. No se echa de menos viendo el bagaje logrado a domicilio, pero deja muestras más que evidentes de que el Cádiz echa de menos a un público que seguramente estará deseando aplaudir y dar la bienvenida al nuevo inquilino de la portería cadista: Jeremias Conan Ledesma, el muro de un conjunto que sigue afianzándose en Primera división con la bandera de que ‘la posesión está sobrevalorada’ y lo de que ‘defender es tan importante como atacar o incluso más’.

Leer también

Un “matagigantes” habita en La Tacita de Plata

La victoria del Cádiz CF ante el FC Barcelona ha roto varios registros históricos y ha vue…