Los seis candidatos de los principales partidos a las elecciones en Andalucía del 19 de junio han participado en el segundo y último debate televisado de la campaña electoral. Durante dos horas, Juan Espadas (PSOE), Juan Manuel Moreno (PP), Juan Marín (Cs), Teresa Nieto (Por Andalucía), Macarena Olona (Vox) y Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía) han intervenido en un debate en Canal Sur más ágil, más vivo y crispado que el anterior.

Las posiciones estaban claras. El todos contra uno se volvía otra vez la mejor opción. Pero mientras Moreno se mostró simpre sereno, más vivo y comunicativo, la candidata de extrema derecha, Olona, afianzaba su posición de centralismo ante el resto de candidatos. Moreno esta vez manejo mejor la situación que en el debate de TVE y Olona arremetía. Esta no decepcionó. Y Teresa Nieto siempre tenía una respuesta.

Hubo más cuerpo a cuerpo, sobre todo por parte de Olona, que no paró de recordarle a Moreno que si él era presidente era gracias a su partido. «Eso es un delirio», contestó Moreno a Olona cuando le ofreció ser «vicepresidente». El resto de candidatos también intentaron desmontar con datos que apoprtaba la líder de Vox sobre la educación, la sanidad, las políticas sociales, el medio ambiente o el empleo. Argumentos cargados de generalidades, según expusieron.

Por su parte, Juan Marín, candidato de Ciudadanos y vicepresidente de la Junta, no ha estado mal en este debate. Ha mantenido una posición clara y además ha salido a defender la gestión del Gobierno, casi mejor que el propio Moreno. 

Inmaculada Nieto, de Por Andalucía y Juan Espadas del PSOE no se mueven bien cuando hay discusiones donde otros son más efectivos comunicativamente hablando. Espadas también le reprochó a Moreno que no aclarara si iba a hacerlo de nuevo y con la ultraderecha en el Gobierno. 

Convencer al votante indeciso

Todos los candidatos que participaron aprovecharon la cita para tratar de convencer al votante indeciso. Un factor capital que puede validar o distorsionar los resultados en los que coinciden las encuestas que otorgan mayoría al PP. 

Los candidatos del PSOE y de Por Andalucía apelaron, en sus minutos finales, a la movilización para revertir esta tendencia de las encuestas. Y la líder de Adelante Andalucía se reivindicó como una fuerza política para todos.

Share