Fomento ha licitado las obras de rehabilitación energética, adecuación de accesibilidad, mantenimiento y conservación de un grupo de ocho viviendas públicas en régimen de arrendamiento en la calle Javier de Burgos número 28 de Cádiz. Las empresas interesadas tendrán hasta el próximo día 5 de julio para presentar sus ofertas.

La intervención tiene un coste de 243.083 euros. Y también será objeto de actuaciones del programa de accesibilidad para edificios del parque público con la instalación de un ascensor.

Un plazo de cuatro meses

Las obras se ejecutarán en el plazo de cuatro meses. Consistirán en la renovación de la cubierta plana, que es de tipo azotea. Además de la cubierta del castillete del edificio, sustituyendo las cazoletas de desagüe.

También se revisarán y resanarán las fisuras detectadas en los elementos constructivos existentes en la cubierta (chimeneas, barandillas, pretiles, espadañas, paramentos verticales del castillete…). Se sustituirá la carpintería exterior de la fachada principal. Presenta problemas de estanqueidad y de cubrición del patio de la finca, que también será reparada.

En el edificio se colocará una instalación de captación de energía solar térmica para producción y distribución de agua caliente sanitaria a las viviendas. También para la captación de energía solar fotovoltaica para suministro autónomo de electricidad del ascensor y la iluminación de las zonas comunes.

Eficacia energética

Las obras previstas de eficiencia energética también afectarán a la fachada, donde se resanarán todos aquellos desperfectos existentes en los distintos elementos arquitectónicos. Finalmente se limpiará con agua a presión y posteriormente se pintará con pintura elastómera acrílica, cumpliendo con las ordenanzas de ornato público de los edificios indicadas en el PGOU de Cádiz.

La finca de Javier de Burgos, 28 también será sometida a obras en las zonas comunes encaminadas a la eliminación de barreras arquitectónicas, para permitir a todos los usuarios utilizar los espacios compartidos libre y autónomamente.

Así, se proyecta la instalación de un ascensor en un hueco existente en el edificio y la habilitación de un nuevo acceso a cubierta. También se construirá una rampa en el zaguán de entrada al edificio, con pasamanos a un lado para salvar peldaños interiores y se dotará de señalización mediante el Símbolo Internacional de Accesibilidad (SIA).

Share