El-dilema-de-Alvaro-Cervera-para-recibir-al-Levante

A medida que van avanzando los días y transcurre el mercado de invierno, el tono de Cervera en las ruedas de prensa va cambiando y todo apunta a que se está resignando a no tener ninguna incorporación. Y no porque no quiera, sino porque el club necesita sacar a jugadores, liberar fichas, antes de poder fichar y parece que nadie está dispuesto a renunciar a los contratos firmados por el ex director deportivo Óscar Arias.

De esta forma, con la actual planificación deportiva, Cervera se encuentra con la lesión de Akapo al que se le va a someter a una artroscopia este lunes y la ausencia del Pacha Espino, positivo por coronavirus. Por tanto el dilema de Cervera no es otro que el de quién jugará de lateral izquierdo, toda vez que no hay un recambio natural para el lateral uruguayo. Lo normal sería Jairo o el propio Marc Baró que ha venido haciendo buenas actuaciones en Copa. Aunque es algo, una cosa u otra, que no le gusta al técnico.

Lo mismo le va a suceder ahora en la banda derecha si se confirma la lesión de larga duración de Akapo. “No podemos tirar hasta el final de liga con un lateral derecho y un lateral izquierdo, pero ya es el club quien toma la decisión. Quedarnos solo con un lateral no sería lógico”. Y añadió en la sala de prensa, previa al encuentro ante el Levante UD que “si la lesión de Akapo se va a alargar, no es normal que nos quedemos con un lateral derecho, le están haciendo pruebas”.

Es complicado cambiar el chip de la eliminación copera a la Liga y mas con varias ausencias importantes y con la sensación de que no fue bueno el partido ante el Girona: “Tenemos varias bajas y tendremos que hacernos test antes de salir al campo y espero que salga todo bien. La resaca de la Copa no me ha dejado ninguna buena reflexión ni buen detalle, pero mañana es Liga, es otra cosa y espero que sea diferente a lo que vivimos en Montilivi”, aseguró. 

Hay dudas sobre cómo puede afectar la derrota porque “en el fútbol todo afecta porque todo queda en la cabeza y el recuerdo. A mí no se me ha pasado porque no me gustó nada y espero que mañana sea diferente”. Además confía en que “es una competición diferente y porque todos nos hemos dado cuenta de que ése no es el camino”. 

Pensando ya en el Levante UD

A Carranza llega un equipo en alza, que ha recuperado su mejor versión, “un equipo muy atrevido, muy rápido, con dos delanteros muy veloces, pongan a quien pongan. La rapidez y la osadía para generar peligro es lo que más me preocupa del Levante”. 

Sí parece estar listo Salvi que “está disponible, lleva pocos entrenamientos pero conociéndolo podría echar una mano en caso de que el equipo necesitara su ayuda”. Sin embargo, a pesar de todo, la mejor noticia al inicio de la segunda vuelta es la primera vuelta del equipo y los puntos con los que cuenta ahora mismo: “El equipo ha entendido la situación desde el primer momento, todos hemos entendido lo que es la Primera División y lo que hay que hacer para sumar puntos. Yo doy la idea y los jugadores la llevan a cabo. Hay jugadores que se han puesto al trabajo para hacer lo que el equipo necesita. Son los jugadores los que tienen una nota alta en esta primera vuelta”.

Leer también

La Ley de Memoria Democrática y sus consecuencias

El ayuntamiento de Cádiz se ha propuesto cumplir a rajatabla con la Ley de Memoria Democrá…